Cultura & sociedad (92 / Noviembre - Diciembre 1987)
Revista
Nueva Sociedad NUSO 92 Noviembre - Diciembre 1987

Cultura & sociedad

En este número analizamos el cine latinoamericano, el desarraigo, el teatro político y sus máscaras, así como las relaciones entre ciertos modelos económicos y una incierta vida cultural. La plástica ilustra a lo largo de las páginas el entrecruzamiento entre lo nuevo y lo permanente sobre el cambiante plano actual.

Análisis

Asedio al socialismo argentino. Un intento de recreación

Con motivo del 91° aniversario de la fundación del Partido Socialista en Argentina, el autor reflexiona sobre el futuro del socialismo en esa nación, admitiendo como principio la convicción de que el socialismo debe ser "el resultado consciente de una acción política colectiva, permanente, persistente, militante y coherente". Al respecto se pregunta qué debería darle al país una nueva izquierda socialista que asuma plenamente este principio y que se aleje de toda pretensión jacobina de "asalto al poder"; en qué sentido y bajo qué formas debe renovar propuestas teóricas y prácticas; cómo puede construir una identidad propia que la constituya en un polo de las energías sociales comprometidas con la transformación social. Para encarar una respuesta a todas estas interrogantes, el autor esboza en este trabajo algunos puntos de fundamental importancia.

Obediencia debida. Modelo para armar

Las políticas del gobierno democrático de Alfonsín en relación con la corporación militar y los diversos argumentos que han condenado o justificado esas políticas, son motivo de un extenso análisis en este artículo. El autor se propone esclarecer el confuso entrecruzamiento de posturas éticas, políticas, jurídicas y pragmáticas que dificultan la comprensión racional del debate actual y de las acciones consiguientes.

Pax Castrense. ¿La relegitimación de la violencia política?

En el transcurso de este artículo se analizan, sucesivamente, el concepto de violencia y algunas de sus acepciones contemporáneas más importantes, como las de "violencia estructural" y "violencia institucionalizada", la relación entre violencia e ideología y las formas adoptadas por el intento de relegitimación de la violencia política. "Pax Castrense" es una "contradictio in adjecto". Una paz y un orden políticos fundamentados en valores militares y que tienen como actores principales a los expertos en violencia, sólo pueden ser parte de una anti-utopía orwelliana donde "guerra es paz; libertad es esclavitud; ignorancia es poder". Por eso es Pax Castrense el título apropiado del intento de relegitimar el uso de la violencia en política.

Un consenso difícil. Estados Unidos y América Central

La autora examina en este artículo los alcances del proyecto de Reagan, dirigido a estructurar un bloque ideológico-político-militar opuesto a Nicaragua y analiza los elementos que, a su juicio, juegan en contra de este proyecto norteamericano, tanto al interior de cada sociedad centroamericana como a nivel de las relaciones que mantienen estos países entre sí. Finalmente, destaca la afirmación de una solidaridad centroamericana, y mas ampliamente latinoamericana, frente a las intervenciones extrarregionales, como lo demuestran los esfuerzos del Grupo de Contadora, el Grupo de Apoyo y recientemente Esquipulas II.

Coyuntura

Argentina: Opción por la justicia social

El resultado electoral de las elecciones del 6 de septiembre ha sorprendido, por el nivel de recuperación y suma de votos del peronismo, a todos, incluida a la mayoría de los dirigentes peronistas que esperaba un triunfo por un margen estrecho de sufragios. En efecto, el triunfo del Partido Justicialista (PJ) fue espectacular, si tenemos en cuenta que venció a la Unión Cívica Radical (UCR) por más de 600.000 sufragios en todo el país, logrando 6.609.012 votos, es decir, el 41,5 por ciento de los votos emitidos. El PJ, sobre 24 distritos electorales, venció en 16. Por su parte, la UCR logró 5.948.610 votos, es decir, el 37,9 por ciento, venciendo sólo en 2 distritos electorales y en la Capital Federal.

Colombia: La dialéctica de las realidades

Para un balance objetivo del primer año de labores del gobierno del presidente de Colombia, Virgilio Barco, es imprescindible partir de la naturaleza y alcances de su proyecto político, económico y social, según como el propio presidente lo ha precisado y explicado tanto en su campaña electoral como desde el gobierno, y no como otros sectores políticos e ideológicos quisieran que fuera. De la misma manera deben ser examinadas la resistencia y oposición de los diversos sectores económicos, políticos y sociales colombianos. Esta objetividad en el análisis no elimina el juicio propio.

Ecuador: Semillas de inconstitucionalidad

Cuando en los primeros días de octubre de 1987 el presidente ecuatoriano León Febres Cordero develizó su propia estatua en la costeña ciudad de Quevedo (Provincia Los Ríos), flotaban recuerdos de Trujillo y de Somoza (el del poema de Ernesto Cardenal, "Somoza develiza la estatua de Somoza en el estadio Somoza") en el denso aire tropical de esa ciudad de 150.000 habitantes, situada en el corazón de la zona bananera ecuatoriana y escenario de una desenfrenada actividad comercial, en la que intervienen los campesinos montubios, los inmigrantes chinos, los intermediarios mestizos y los mayoristas blancos que se llevan la producción a Guayaquil. El inaugurar su propia estatua de cuerpo entero es sólo un acto más de la serie de episodios, entre folklóricos y trágicos, que ha protagonizado este mandatario y que recuerda a algunos dictadores latinoamericanos. Porque Febres Cordero, a pesar de haber ascendido al poder por elecciones libres y de haber gobernado bajo las apariencias de la constitucionalidad, ha presidido uno de los regímenes más arbitrarios de que Ecuador tenga memoria.

México: Paradoja del precipicio

Los acontecimientos recientes en la vida política mexicana, que tuvieron una significativa cumbre con el lanzamiento del titular de la Secretaría de Programación y Presupuesto (y, por lo tanto, responsable de la política económica de la administración de Miguel de la Madrid entre 1982 y 1987), Carlos Salinas de Gortari, como candidato a la Presidencia de la República del Partido Revolucionario Institucional (PRI), no son sino la punta de iceberg de un vasto proceso de movilización de la sociedad política y la sociedad civil mexicanas, proceso al que se le puede encontrar un punto de aceleración en septiembre de 1985, luego de los sismos que sacudieron con particular intensidad a Ciudad de México. La ola de la actividad política abarca no sólo al partido oficial, sino también a sectores conservadores - llámense eclesiásticos o empresariales - que reclaman una beligerancia hasta hace poco secundaria; a la izquierda que, bajo la consigna de la unificación partidista, y la elección abierta de sus candidatos intenta superar la crisis de sus ideas y su praxis; a extensos sectores sociales antiguos y emergentes. Entre ellos, demandantes de vivienda, grupos ecologistas, campesinos que piden tierras y también, y sobre todo, a las fracciones que dentro del partido oficial - la llamada "corriente democrática" y otros - reclaman cambios de fondo y forma para retomar las propuestas más radicales de la revolución mexicana. Estas, a su juicio, están siendo olvidadas en aras de una administración tecnocrática de los asuntos económicos, emparentada ésta con los dictados neoliberales impuestos por organismos financieros, de los cuales el Fondo Monetario Internacional es el más conocido, aunque no el único.

Premio Nobel. Una oportunidad para la paz

"Todo político se ubica tan alto como la ola que tiene por debajo", solía decir acertadamente Bismarck. Sentencia que debe complementarse agregando que no todos saben subirse a la ola en el momento justo y son menos todavía los que logran mantenerse en equilibrio sobre su cresta. La metáfora del"Canciller de Hierro" y sus necesarios complementos vienen como anillo al dedo para comentar el irresistible y vertiginoso ascenso de Oscar Arias a esa forma del estrellato político internacional que es el Premio Nobel de la Paz.

Foro Latinoamericano

Libros

Políticas culturales en América Latina

Néstor García Canclini (ed.) Editorial Grijalbo, S.A., México, 1987, 220 pp. El advenimiento de la democracia en algunos países ha revitalizado preocupaciones que interrumpió el ciclo represivo y que ahora se retoman en un escenario histórico más completo, cuyo período de crisis exige la reformulación de la matriz teórica y de los análisis sobre política, democracia, Estado, sociedad y cultura. Una de esas variables son las políticas culturales, cuya importancia sobrepasa el ámbito de los especialistas y entra a ser un insumo de la inquietud colectiva. Este es el tema de la obra que comentamos, en la que se racionalizan los términos de una pertinente discusión.

Posiciones

América Latina: una, socialista y democrática. Coordinación Socialista Latinoamericana (CSL)

En su N° 89, Nueva Sociedad publicó en esta sección algunos documentos fundamentales relativos a COPPPAL, la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina. Ocupa hoy esta tribuna la Coordinación Socialista Latinoamericana (CSL), cuyo Secretario General es el Dr. José E. Díaz, del PS de Uruguay. Nuestro propósito es seguir presentando a los lectores las diferentes organizaciones políticas internacionales, de carácter continental o regional, actuantes en América Latina. Precedidos por una breve presentación de cada entidad, se reseñan sus principios, objetivos y normas que las inspiran, los nombres de los dirigentes, en la actualidad y la nómina de partidos miembros. Creemos contribuir de esta manera a un mejor conocimiento de los postulados y la acción de las diversas agrupaciones de partidos políticos de América Latina y el Caribe, en un momento histórico en que la concertación regional parece extenderse y profundizarse. Antecedentes. La Coordinación Socialista Latinoamericana (CSL) fue fundada al culminar la Primera Conferencia política del Socialismo Latinoamericano, celebrada en Montevideo, Uruguay, entre el 11 y 13 de abril de 1986. A la misma fueron convocadas quince organizaciones socialistas suramericanas, paso inicial de un proyecto político, ideológico y orgánico de vocación continental.

Apoyo a Esquipulas II. Consejo de la Internacional Socialista

El Consejo de la Internacional Socialista (IS), en su más reciente reunión (Dakar, Senegal, 15 y 16 de octubre, 1987), dio a conocer la siguiente "Resolución sobre Centroamérica". El Consejo de la Internacional Socialista expresa su pleno apoyo al PLAN DE PAZ PARA CENTROAMERICA aprobado en la reunión de Ciudad de Guatemala (Esquipulas II) por los presidentes de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, y que cuenta con el respaldo del Grupo de Contadora y su Grupo de Apoyo. Los acuerdos Esquipulas II ponen de manifiesto la voluntad de los pueblos de Centroamérica de buscar, en un esfuerzo conjunto y propio, soluciones políticas y diplomáticas a la grave crisis que han vivido durante estos últimos años.

Tema central

Cultura y política. Nuevos escenarios para América Latina

Este artículo comienza analizando de qué modo los cambios históricos y la crisis económica y política reciente están dando mayor visibilidad social a los problemas culturales en América Latina. Trata especialmente las consecuencias de la reorganización neoconservadora de la economía sobre el desarrollo cultural y los procesos de democratización, tanto en los países sometidos a dictaduras como en aquellos donde el desgaste de las formas tradicionales de hegemonía lleva a rediscutir las bases culturales del poder. Acerca del papel que pueden tener en el futuro las políticas culturales, examina la tensión existente entre las políticas patrimonialistas a las que generalmente se reducen los Estados y los desafíos de las nuevas tecnologías comunicacionales e informáticas.

De la euforia a la perplejidad: Dos décadas de cine latinoamericano

Después de describir el nacimiento, desarrollo, problemas y logros del nuevo cine latinoamericano, desde las despreocupadas incursiones en lo político de los comienzos, a la lucha programada actual por ganar presencia en el mercado, el autor describe una situación paradojal: el cine - en nuestros países está dejando de ser el medio omnipresente que era antes, desplazado por la TV y el video. Cuando los nuevos cineastas latinoamericanos tienen la posibilidad de llegar al público que siempre buscaron, éste emigra de las salas de cine, que cierran indefectiblemente aquí y allá. Un nuevo desafío está planteado así para este movimiento cultural.

Desarraigo e identidad psicocultural. La experiencia de latinoamericanos en Europa

La experiencia del desarraigo, producto de la migración de latinoamericanos a Europa, tiene lugar desde hace ya casi doscientos años y ha sido tematizada e integrada a la cultura como un ítem de desarrollo propio, especialmente en el ámbito de la literatura y de la comunicación oral. Así es posible delimitar cuatro tipos fundamentales de la experiencia del desarraigo: buscavidas; transplantados; exiliados y transhumantes. Estos prototipos vivenciales representan formas socio culturales específicas, constituidas en el curso de esta experiencia genérica y conducen entre los participantes a diversas formas de conciencia de sí mismo y de articulación de la propia existencia en el nuevo medio ambiente. En este ensayo se enfoca el trato de la experiencia del desarraigo por parte de los implicados y su relación con el proceso de salud psicosocial. Además, se define el cuestionamiento básico necesario para el estudio de este tema desde la perspectiva de los participantes.

La pasión de decir

Desde las profundidades de una falda Marcela estuvo cantando en las nieves del norte. En Oslo, una noche, conoció a otra cantante que además de cantar, contaba. Entre canción y canción, ella contaba buenas historias, y las contaba vichando papelitos, como quien lee la suerte de soslayo. Esa mujer de Oslo vestía una falda enorme, toda llena de bolsillos, y de los muchos bolsillos iba sacando papelitos, uno por uno, y en cada papelito había una buena historia para contar, una historia de fundación y fundamento, y en cada historia había gente, gente esperando, gente esperando vivir por arte de brujería. Y así, de las profundidades de la falda de esa mujer iban brotando los andares y los quereres del bicho humano, que de muerte en muerte va, a contramuerte va: que viviendo, que diciendo va.

¿Por qué un teatro para el cambio social?

El teatro, desde sus orígenes, tanto en Oriente como en Occidente, junto con testimoniar la realidad del momento, ha solidarizado con las luchas de las mayorías para obtener sociedades cada vez más justas. Ello le ha significado dejar en el camino muertos, víctimas, perseguidos, obras quemadas, prohibidas, censuradas. Pero el teatro, que como arte es forma de conocimiento, permite al hombre tomar conciencia sobre sus problemas, que le conduzca, por las vías correspondientes, a encontrar las soluciones adecuadas. La lucha por las transformaciones sociales ha encontrado en el teatro un elemento coadyuvante, en el pasado como en el crítico presente, agudizado en el caso de América Latina. Para el autor de este ensayo, un teatro carente de compromiso con la dinámica social transformadora es un teatro muerto. Su compromiso es lo que determina su permanencia en el tiempo.