Tema central

Chile: las tareas del sindicalismo

El artículo se concentra en dos temáticas centrales. La primera corresponde a los antecedentes previos a la situación actual del sindicalismo chileno a partir del cambio de escenario sociopolítico que significó la intervención militar de 1973 contra el régimen de la Unidad Popular. La segunda se refiere a las condiciones materiales y políticas que marcan la realidad sindical del presente, las cuales constituyen el contexto en el cual se definen los desafíos y tareas del futuro para el sindicalismo chileno. Respecto del primer punto el artículo sostiene que el sindicalismo chileno, pese a que fue duramente golpeado, logró sobrevivir y jugar un rol principal de interpelación crítica frente al modelo de sociedad y política implantado. Al mismo tiempo, sin embargo, no logró articular establemente una estructura de movilización de sus bases que correspondiera, en la acción, en la legitimidad obtenida para su rol político a nivel social global. En cuanto a la segunda problemática se argumenta que la crisis económica manifestada en empobrecimiento y en un desempleo persistente, el que opera como contención de la lucha sindical, y la aún débil consistencia de las coaliciones políticas democráticas que no otrecen todavía estrategias claras de salida del autoritarismo, dan lugar a un escenario que dificulta al movimiento sindical superar sus limitaciones de movilización. Sin embargo, se sostiene también que éste ha logrado identificar tres tareas principales que de ser exitosas pueden asegurar un despegue significativo. Ellas son: privilegiar más sustantivamente su rol de reivindicación de las demandas laborales específicas, sin abandonar su papel político global; definir una mayor autonomía social frente a los partidos y, convertirse en un referente principal para convocar a un proceso de concertación social por la democracia capaz de interpelar a las fuerzas políticas democráticas para que asuman un rol de unidad nacional.

Chile: las tareas del sindicalismo