Autor

Guillermo Campero

Publicaciones

Publicaciones de Guillermo Campero

Tema central
Nueva Sociedad NUSO 83 Mayo - Junio 1986

Chile: las tareas del sindicalismo

El artículo se concentra en dos temáticas centrales. La primera corresponde a los antecedentes previos a la situación actual del sindicalismo chileno a partir del cambio de escenario sociopolítico que significó la intervención militar de 1973 contra el régimen de la Unidad Popular. La segunda se refiere a las condiciones materiales y políticas que marcan la realidad sindical del presente, las cuales constituyen el contexto en el cual se definen los desafíos y tareas del futuro para el sindicalismo chileno. Respecto del primer punto el artículo sostiene que el sindicalismo chileno, pese a que fue duramente golpeado, logró sobrevivir y jugar un rol principal de interpelación crítica frente al modelo de sociedad y política implantado. Al mismo tiempo, sin embargo, no logró articular establemente una estructura de movilización de sus bases que correspondiera, en la acción, en la legitimidad obtenida para su rol político a nivel social global. En cuanto a la segunda problemática se argumenta que la crisis económica manifestada en empobrecimiento y en un desempleo persistente, el que opera como contención de la lucha sindical, y la aún débil consistencia de las coaliciones políticas democráticas que no otrecen todavía estrategias claras de salida del autoritarismo, dan lugar a un escenario que dificulta al movimiento sindical superar sus limitaciones de movilización. Sin embargo, se sostiene también que éste ha logrado identificar tres tareas principales que de ser exitosas pueden asegurar un despegue significativo. Ellas son: privilegiar más sustantivamente su rol de reivindicación de las demandas laborales específicas, sin abandonar su papel político global; definir una mayor autonomía social frente a los partidos y, convertirse en un referente principal para convocar a un proceso de concertación social por la democracia capaz de interpelar a las fuerzas políticas democráticas para que asuman un rol de unidad nacional.

Artículo
Nueva Sociedad NUSO 38 Septiembre - Octubre 1978

El sindicalismo internacional frente a las empresas transnacionales

El papel de las centrales sindicales internacionales, desde la época de su creación y en especial en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, se orientó a constituir un foro en que las centrales nacionales podían presentar posiciones sobre los problemas que la afectaban dentro de cada país, pero sobre todo tenía un papel político en la medida que cada una de las centrales internacionales reflejaba alguna orientación ideológica. Estas orientaciones ideológicas estaban en directa relación con la división del mundo en dos grandes bloques. En este sentido, muchos de lo asuntos que preocuparon a estas centrales trascendían de muy lejos los asuntos propiamente laborales, y se inscribían en la lucha entre las grandes potencias. Así, la Federación Sindical Mundial (1954), la Confederación Internacional de O. Sindicales Libres (CIOSL-1949) y la Confederación Internacional de Sindicatos Cristianos (CISC-1946), más tarde rebautizada Confederación Mundial del Trabajo (CMT-1968), desarrollaron una acción ideológica, identificadas con el enfrentamiento resultante de la guerra fría. A medida que la coexistencia pacífica entre los dos bloques fue consolidándose, esta acción casi exclusivamente ideológica, a pesar de seguir vigente y de expresar aún serias diferencias entre las centrales, pasó a ocupar un lugar menos prioritario dentro de las actividades de estas organizaciones. En este marco, una realidad como la que ha venido plasmándose a través del surgimiento y desarrollo de las corporaciones transnacionales, ha tenido un impacto importante sobre los modos de acción del movimiento obrero internacional. En efecto, la importancia económica y política de esta nueva forma de organizar la producción a escala mundial, se ha visto reflejada en el lugar central que juega en los planteamientos actuales de las centrales sindicales internacionales. Parece ser, como lo afirman algunos autores, que con el desarrollo de las transnacionales, el sindicalismo internacional finalmente ha encontrado su vocación.