Los Estados Unidos por dentro (69 / Noviembre - Diciembre 1983)
Nº 69 — Noviembre - Diciembre 1983
Los Estados Unidos por dentro

América Latina experimenta en forma múltiple lo que conocemos como «The American Way of Life». El gran vecino del norte se hace presente no sólo a través de su política exterior en el desarrollo político y económico de nuestros países, sino también en los demás niveles políticos, económicos, sociales y culturales; de manera tal que no es posible analizar la realidad latinoamericana sin tomar en cuenta a los EEUU. Frente a la escasez de trabajos sobre la situación interna estadounidense el objetivo de la presente edición se trata, pues, de un primer paso de acercamiento a una realidad polifacética como la norteamericana.

Análisis de coyuntura

Panamá: La reinstitucionalización del poder civil

Sobre una población total que supera los 1.9 millones de habitantes, el censo electoral de diciembre de 1982 determinó que eran aptos para votar 947.000 ciudadanos. La Contraloría General de la República ha enmendado, empero, esa cifra, elevándola a 1.1 millón de personas. La diferencia se debería a que no menos de 50.000 ciudadanos del total censado no han obtenido aún su cédula electoral, lo cual impediría su participación en los comicios próximos si no regularizan a tiempo esa anomalía. Esa es apenas una de las variadas situaciones preelectorales que ocupan espacios en la prensa panameña con motivo de las primeras elecciones presidenciales directas que se producirán en el país desde 1968. El Tribunal Electoral convocó al voto general para el 6 de mayo de 1984, lo cual incluye a candidatos a presidente de la República, los vicepresidentes y legisladores. Semanas después de estos comicios, el 3 de junio, deberán celebrarse otras elecciones, para alcaldes y representantes de corregimientos. En un principio, estos comicios debieron haberse celebrado en octubre de 1984; pero se decidió adelantar la fecha tras aprobarse, el 24 de abril pasado, varias reformas a la constitución de 1972. El calendario comicial comenzó el 15 de noviembre con la publicación del registro electoral actualizado y preliminar; entre el 1º de diciembre y el 3 de enero podrán inscribirse las candidaturas de libre postulación, en tanto los partidos políticos habilitados tendrán plazo para presentar candidatos hasta el 29 de febrero de 1984.

Libros y autores

Política-Economía-Cultura

Tema central

La descentralización administrativa en el gobierno de Reagan

Los Estados Unidos de Norteamérica viven severos problemas económicos y sociales que provocan la discusión actual sobre el papel y límites de la actividad económica desarrollada por la administración pública. Desde el arribo del presidente Reagan al timón del Estado en enero de 1981, se impulsa decididamente la descentralización administrativa. Esta se concibe por el grupo dirigente de Norteamérica como una medida encaminada a modificar sustancialmente el papel del Estado en la actividad económica, sobre la base de tesis antikeynesianas y promonetaristas. Así, las funciones de la administración pública son restringidas en el proceso mercantil. Esto implica claramente que con el gobierno de Reagan, el gran capital tiene la posibilidad histórica y política de ampliar su fuerza económica en la sociedad civil y de este modo procurar que la gestión mercantil del Estado sea limitada al tiempo que los propietarios del gran capital recuperen lo que la centralización gubernamental les ha quitado. La descentralización administrativa en cuanto proceso político y administrativo, es desarrollada por el gobierno de Reagan con un marcado carácter antiestatal. El objetivo específico es que el Estado no desempeñe acciones económicas de tal forma que pueda mantener y garantizar los valores de la economía de mercado con el concurso creciente de los capitales privados de la sociedad. Por ello, el Estado debe convertirse en un agente que contribuya con su fuerza política a estimular con menos atribuciones económicas el proceso mercantil. Esta tesis desde luego es discutible, ya que la formación y expansión del capital no está asegurada automáticamente con la participación exclusiva del capital privado. Por lo cual las premisas de la descentralización administrativa formuladas y ejecutadas con el gobierno de Reagan, resultan ser endebles y ahistóricas, ya que los desajustes estructurales de la sociedad civil norteamericana son atribuidas única y exclusivamente al Estado y no al capital.