Aportes

La nación después del (de) constructivismo. La experiencia argentina y sus fantasmas

En los últimos años, en el análisis sobre cuestiones de etnicidad y nación se percibió la insuficiencia de las herramientas teóricas para pensar los procesos de crisis y radicalización identitarias. El auge del constructivismo y del deconstructivismo, parecía demostrar de cuán inventadas eran las tradiciones o prácticas que los grupos consideraban «esencia de su identidad». Así surgió unmalestar teórico que impulsó a repensar una serie de presupuestos conceptuales. La sucesión de crisis económicas y políticas en América Latina hizo evidenteslos límites del (de)constructivismo. Frente al esencialismo y el constructivismo es necesaria una teoría experiencialista. Una «comunidad nacional» comparte experiencias configurativas que se sedimentan. La diversidad y desigualdad se articulan en modos de imaginación, cognición y acción que presentan elementos comunes.

La nación después del (de) constructivismo. La experiencia argentina y sus fantasmas