El trabajo entre la exclusión y el mercado / Análisis y perspectivas (184 / Marzo - Abril 2003)
Revista
Nueva Sociedad NUSO 184 Marzo - Abril 2003

El trabajo entre la exclusión y el mercado Análisis y perspectivas

Las transformaciones económicas y sociales ocurridas en América Latina durante las últimas décadas, cambiaron radicalmente el panorama laboral en el continente.Quizá el concepto macro que mejor refleje el tenor de las transformaciones producidas en el mundo laboral sea el de «empleabilidad»: la capacidad de los propios trabajadores para generar posibilidades de empleo o adecuar su entorno laboral a los cambios del mercado. Nueva Sociedad ofrece en esta entrega una serie de análisis que buscan iluminar distintos aspectos de la compleja y múltiple problemática laboral en el continente.

Aportes

La nación después del (de) constructivismo. La experiencia argentina y sus fantasmas

En los últimos años, en el análisis sobre cuestiones de etnicidad y nación se percibió la insuficiencia de las herramientas teóricas para pensar los procesos de crisis y radicalización identitarias. El auge del constructivismo y del deconstructivismo, parecía demostrar de cuán inventadas eran las tradiciones o prácticas que los grupos consideraban «esencia de su identidad». Así surgió unmalestar teórico que impulsó a repensar una serie de presupuestos conceptuales. La sucesión de crisis económicas y políticas en América Latina hizo evidenteslos límites del (de)constructivismo. Frente al esencialismo y el constructivismo es necesaria una teoría experiencialista. Una «comunidad nacional» comparte experiencias configurativas que se sedimentan. La diversidad y desigualdad se articulan en modos de imaginación, cognición y acción que presentan elementos comunes.

Los desafíos políticos del cambio cultural

Este artículo trata sobre Chile, pero describe algunosprocesos comunes a América Latina. La realidad social hadejado de ser un orden inteligible. Con la erosión de losimaginarios colectivos que daban sentido a la convivenciase diluye la representación de la sociedad acerca de quiénessomos, de dónde venimos y hacia dónde vamos. Eldebilitamiento de las identidades colectivas provocasentimientos de inseguridad, fomentando la desafeccióncomo opción individual. Esto implica un menor significadode la democracia en la experiencia subjetiva de losciudadanos. El cambio de las prácticas y representacionesde la convivencia social obliga a una recomposición de «lahistoria del Nosotros». Esa historia establece el sentidoque hoy tiene el pasado, y a la vez, el futuro que fija losobjetivos y orienta las decisiones estratégicas. Del«cuento» específico dependerá que haya mayor adhesiónsocial, la significación que se atribuya a lo logrado,y cuán creíbles sean las promesas de un futuro mejor.

Coyuntura

Brasil. De la continuidad al cambio

Si algo distingue a los primeros cuatro meses de gobiernode Lula es el pragmatismo de su política económica, quetiende a establecer una continuidad con la gestiónanterior. Los reflejos políticos que está demostrando tenerel sector dirigente del Partido de los Trabajadores,haciendo hincapié en reformas estructurales liberalese iniciativas desarrollistas, sin olvidar las medidascompensatorias (aunque éstas parecen no haber arrancadobien), perfilan un paulatino corrimiento hacia lacentroizquierda, con los consiguientes efectos en el cuadrode alianzas parlamentarias, donde las discusiones de lasreformas, junto con las elecciones municipales de 2004,redefinirán seguramente el sistema de acuerdos políticos.

México. Falta de éxitos y escaso rechazo

El artículo analiza el desempeño general del actualgobierno de Vicente Fox, así como los rasgosfundamentales del sistema político conformado en esteprimer periodo posterior a la hegemonía priísta. Laspromesas económicas del candidato del PAN no se hanvisto cumplidas, como también ha tenido dificultadespara sancionar con el Parlamento importantes iniciativasfiscales y políticas. Pese a la pobre actuación obtenida, lapopularidad de Fox no se ha visto perjudicada en lamisma medida. Para las inminentes eleccioneslegislativas, se vislumbra una confirmación del actualpanorama, con tres partidos preponderantes y una serie deorganizaciones mínimas al borde de la normativa perodecisivas para el equilibrio parlamentario de lasprincipales fuerzas políticas.

Uruguay 2003. Agobios y desafíos del «nuevo país»

El artículo describe la encrucijada del actual gobiernoy del sistema político uruguayos, ante un panorama decrisis que ha trastornado y abolido el idílico paisajesocial del país. Por un lado la gestión de Jorge Batlle estácada vez más aislada y carente de iniciativa política, unvacío que tiende a adelantar el clima comicial para uncambio de gobierno que sin embargo se efectuará dentrode 20 meses. Por otro lado, se acentúa la fragmentaciónpolítica y con ello la puja por encabezar los espaciosideológicos mientras los desafíos precisan de un acuerdomínimo multipartidario para encarar las iniciativas dereconstrucción social y económica más urgentes. Unprograma común para esta última etapa de la actualadministración desdramatizaría también un eventualtriunfo, hasta ahora más que probable, de la izquierdaen las elecciones de 2004.

Tema central

Desempleo y políticas de empleo: los retos del gobierno de Lula

El artículo analiza la situaciónlaboral, y en especial la deldesempleo, en Brasil durantelas últimas décadas. Alestancamiento económico delos últimos dos decenios, y elconsiguiente aumento dedesocupados, se agregó lapérdida de puestos de trabajoderivada de la implementaciónde las políticas económicasneoliberales durante los años90. Hubo un cambio en laestructura productiva y en lacalidad del empleo estatal yprivado. El gobierno de Lulaasume con la promesa derevertir esta situación y crear10 millones de puestos detrabajo. Los pasos iniciales,dirigidos a consolidar el apoyoparlamentario y crearconsensos públicos alrededordel tema, se orientan por esa vía.

Deuda externa, flexibilidad laboral y violencia en Colombia

Los países dependientes comoColombia requieren la búsquedade verdaderas opciones frente ala encrucijada en que se hallan.La adopción de sistemas derelaciones laboralesconcertativos debe ser elobjetivo propuesto por suspropios actores: empresarios,trabajadores y Estado local,deben eliminar el mapa deguerra inherente a la cultura dela violencia. Es necesario quese construyan escenarios depaz para desarrollar eficacespolíticas de empleo, haciendodel tripartismo y losconsensos verdaderasherramientas dedemocratización de lasrelaciones laborales. Laadopción de sistemas jurídicosproteccionistas e incluyentesresulta un imperativo.

El movimiento sindical ante las nuevas formas de organización del trabajo

El presente artículo analizalos complejos desafíos ydificultades enfrentados porlas organizaciones sindicalesante las transformaciones delas formas organizativas deltrabajo. El movimiento detrabajadores pasa en algunoscasos por bajas de sus tasasde afiliación, retrocesos en lasconquistas, o pérdida deprotagonismo. También enocasiones adopta otras formasorganizacionales, que correnparalelas al tradicionalsindicato. Estas situacionesimplican un replanteo a vecessustancial de las relaciones detrabajo, de los marcosregulatorios y los esquemasde acción y funcionamiento delos actores. Debe crearse unentorno donde se destaque elimportante papel que jueganlos acuerdos y consensos,como fundamento de unaconvivencia que frene la espiralexclusionista.

¿Existe un modelo maquilador? Reflexiones sobre la experiencia mexicana y centroamericana

Durante los años 90 en Méxicoy Centroamérica se asiste aun fuerte crecimiento delempleo en las actividadesde subcontratacióninternacional conocidas comomaquiladoras. El uso deequipo automatizado, unaorganización másestructurada de ciertasplantas, los conocimientosadquiridos por técnicos eingenieros en las plantaselectrónicas y automotrices,impulsaron a algunosinvestigadores a hablar de tresgeneraciones de maquiladoras.Ello ha dado lugar a un debateacerca de los alcances de estaevolución, las repercusionespara el aprendizaje en lasregiones, las condicionesde trabajo, y el significado delas maquiladoras para eldesarrollo.

Globalización, riesgo y empleabilidad. Algunas hipótesis

Se están operando dos grandestransformaciones en losmercados de trabajo de laregión. Una tiene que ver conla crisis del empleo formal,paradigma laboral de lamodernización previa, quesupone que las tendenciasexcluyentes (precarización delas relaciones salariales,desempleo estructural,migración laboralinternacional y persistenciadel autoempleo de subsistencia)se impongan a las integradoras.Otra transformación afecta lapropia lógica integradoradel mercado de trabajo. Lageneración de empleo,inducido por políticasestatales, deja de ser elprincipal mecanismo deintegración y, en su lugar,emerge el fenómeno de laempleabilidad, que remitea la capacidad de los propiostrabajadores para generarposibilidades de empleo oadecuar su entorno laboral.

Las experiencias actuales de autogestión en Argentina. Entre la informalidad y la economía social

Un rasgo común de los nuevosmovimientos sociales enArgentina es el impulso quebrindan al desarrollo deemprendimientosautogestionados. Estosconfiguran la acción de lostrabajadores de empresasrecuperadas, constituyen un ejede implantación territorial devarios movimientos «piqueteros»,orientan la construcción socialde numerosas asambleasbarriales. Inicialmenteconcebidos como unarespuesta espontánea a lacrisis, esos emprendimientosautogestionados sostienenhoy la utopía de undesarrollo económicoalternativo al del mercadocapitalista. Allí reside ladiferencia de esta nuevaeconomía social con lapromovida en los años 90.

Participación sindical de las trabajadoras en México

La participación de las mujeresen el movimiento sindicalmexicano todavía no está a laaltura de los cambios producidosen el mundo del trabajo a partirde los años 80. Desde entonces elempleo femenino ha aumentado,incluso con las transformacionesglobales y económico-productivastambién se ha deteriorado, perola constante ha sido laresistencia de las estructurassindicales a abrirse a los desafíosplanteados por las cuestiones degénero, tanto en el nivel de loscontratos y las relacioneslaborales propiamente dicho,como dentro de la organizacióny representación sindicales.Hay experiencias en otros paísesque pueden servir de guía, comotampoco conviene olvidar queseguir excluyendo laproblemática del género no hacemás que beneficiar a los sectoresinteresados en debilitaral sindicalismo.