Artículo

Elecciones en Costa Rica: ¿Opción por un nuevo modelo de desarrollo?

Después de la Guerra Civil de 1948 que tuvo como resultado el triunfo de la social-democracia costarricense, el país se recuperó lentamente como resultado de la estabilización de la vida política y del buen clima económico creado por la reconstrucción europea y luego por la guerra de Corea y los precios elevados del café en los mercados internacionales. Cesaron pronto las conspiraciones oligárquicas y la producción nacional para el consumo interno pasó por una época de bonanza relativa, cuando funcionarios públicos y del llamado Punto Cuarto (antecesor de la A.I.D.), impulsaron algunas reformas de orden técnico y organizativo en el agro. Para este período no se produjeron aumentos de la inversión extranjera ni de la deuda interna que valga la pena mencionar y la administración del Presidente Ulate - que sucedió al corto período de ejercicio de la Junta de Gobierno (1948-1949) - no encontró estorbos para desarrollar sus actividades. Mientras tanto, el grupo de jóvenes políticos, empresarios e intelectuales socialdemócratas que ya tenía a José Figueres como caudillo indiscutible, preparaba su retorno al poder, esta vez por la vía electoral.

Elecciones en Costa Rica: ¿Opción por un nuevo modelo de desarrollo?