Coyuntura

Bolivia. Tedios, desafíos y sorpresas

Durante 1992, esto es, en el momento de celebrar o cumplir los 500 años de encuentro o de «encontronazo», que otros prefirieron llamarlo año 499 «bis» para evitar toda la carga ideológica contenida, Bolivia tuvo que vivir la simultaneidad de dos fenómenos: por un lado, el sopor o aburrimiento de la estabilidad económica y, por otro, algunas novedades que de modo equívoco fueron entendidas como «sorpresas» políticas.

Bolivia. Tedios, desafíos y sorpresas