Las mujeres / la mayoría marginada (78 / Julio - Agosto 1985)
Revista
Nueva Sociedad NUSO 78 Julio - Agosto 1985

Las mujeres la mayoría marginada

En América Latina hay una definición predominantemente machista de lo político y en la izquierda la liberalización de la mujer fue asumida como algo secundario frente a la revolución social. Ante la falta de respuesta a la problemática de la mujer surieron grupos espontáneos de interesadas que se constituyeron fuerzas políticas propias. Entre ellas hay diferencias sobre metas y métodos, pero en todos los casos lo privado y público, lo individual y lo social, lo ideológico y lo político están inseparablemente ligados.

Análisis de coyuntura

Brasil: Fatalidad del destino

En el año 1984, Brasil vivió la mayor movilización de su historia. Sólo comparable, en términos relativos, a la campaña por la abolición de la esclavitud, en el siglo pasado. El pueblo en la calle exigía el restablecimiento de las elecciones presidenciales directas. La sucesión de presidentes militares completaba los veinte años, y la promesa de una apertura \"lenta, gradual y segura\" rompía la barrera de un decenio de medidas limitadas, de poca solidez política.

Ecuador: Lecciones de un proceso político

La larga campaña electoral que culminó con las elecciones del 6 de mayo de 1984, no fue simplemente el enfrentamiento de dos hombres, por dura y áspera que haya sido su confrontación, sino que fue la lucha entre dos filosofías políticas, dos antagónicas concepciones del mundo, dos cosmovisiones: el socialismo democrático, de un lado, y el neoliberalismo, en su versión más conservadora, de otro. Eso produjo el enfrentamiento de dos modelos económicos: el de simple crecimiento, propuesto por el \"Frente de Reconstrucción Nacional\" (que así se llamó la santa alianza derechista que respaldó la candidatura del Ing. León Febres Cordero), y el modelo de la equidad, que postuló el Partido Izquierda Democrática (ID).

Granada: ¿Restauración... Democrática?

Han transcurrido casi dos años desde la invasión a Granada. Ella significó un nuevo desarrollo de las relaciones entre los Estados Unidos y los pueblos caribeños de habla inglesa. La \"Operación Furia\" demostró que los Estados Unidos estaban dispuestos a romper todas las leyes y convenciones internacionales con el fin de establecer su hegemonía en la región. La complicidad de los Estados caribeños de Jamaica, Barbados y Dominica en la invasión ha sido un gran contratiempo para la unidad regional y, un año después, aunque la muerte y funerales de Tom Adams constituyeron una oportunidad para que se juntaran los líderes del Caribe que se opusieron a la invasión, la unidad regional no ha vuelto a alcanzar los niveles que tenía en el período anterior a ese hecho.

Jamaica: La crisis se profundiza

La profundidad de la actual crisis de gobierno en Jamaica se hizo dramáticamente evidente el pasado mes de enero cuando durante dos días el país quedó virtualmente paralizado a consecuencia de las protestas populares. Tomadas en forma aislada, las protestas del 15 y 16 de enero fueron suaves, con pérdidas limitadas de vidas y daños materiales. Sin embargo, las protestas a todo lo ancho de la isla y los problemas económicos que las motivan, destacan la fragilidad no sólo del actual régimen de gobierno del Partido Laborista de Jamaica (PLJ), sino también la debilidad de toda la estructura política y económica del país. Vale la pena señalar, por ejemplo, que desde 1972 ningún gobierno ha terminado su período. En 1980, el Partido Nacional Popular (PNP) llamó a elecciones al cuarto año de su mandato de cinco. En 1983, el Partido Laborista de Jamaica en el gobierno, se sintió obligado a llamar a elecciones al tercer año de su período en medio de circunstancias controvertidas dada la falta de nuevos registros electorales como de cédulas de identificación de los votantes, lo cual había sido acordado por ambos partidos en 1979 como parte de un programa general de reformas electorales. En el evento - con el principal partido de oposición, el Partido Nacional Popular, boicoteando las elecciones - resultó elegido un Parlamento unipartidista, hecho sin precedentes en la historia moderna de Jamaica.

Entrevistas

Lo mítico y lo real de la integración. Diálogo con Sebastián Alegrett, Secretario Permanente del SELA

El viejo sueño de la integración latinoamericana ha perdido mucho de su brillo y de su carácter esperanzador. Los múltiples esfuerzos realizados en este sentido no han dado hasta ahora los resultados esperados. Seguimos estando lejos de esa sentida aspiración. Desde los años 50, cuando nació la ALALC, la integración no ha podido demostrar que gracias a ella los países de la región saldrán de la dependencia y del subdesarrollo. Muchos esquemas integracionistas infundidos de grandes propósitos han devenido en fracaso o han tenido desenlaces modestos debido a la rigidez de sus estructuras y a la burocratización en su funcionamiento. El Sistema Económico Latinoamericano (SELA), fundado hace 10 años, constituyó en cierta manera un desafío y una crítica concreta a este desencuentro con la integración. El SELA aparece así más flexible en sus posibilidades integradoras, más ágil para enfrentar mediante esfuerzos comunes coyunturas difíciles y más audaz en su dimensión política, ya que es el primer esquema de cooperación y coordinación que ha integrado realmente a todo el continente, sin la tutela del gran vecino del Norte. El décimo aniversario del SELA, ha sido motivo para que NUEVA SOCIEDAD sostuviera una franca y esclarecedora entrevista con el embajador Sebastián Alegrett, Secretario Permanente del SELA, que permitió evaluar los avances y decepciones de este proyecto latinoamericano y tercermundista.

Libros y autores

En torno al origen histórico e ideológico del ideario nacionalista populista latinoamericano

Gestación, elaboración y vigencia de la concepción aprista de Haya de la Torre León Enrique Bieber Biblioteca Ibero-Americana, tomo 30,Colloquium Verlag, Berlín, 1982, 88 pp. El estudio constituye un aporte original sobre los orígenes de la concepción aprista, elaborada por Víctor Raúl Haya de la Torre a fines de la década del XX. El autor del análisis considera demasiado parcializadas las interpretaciones vertidas hasta el presente sobre la génesis del ideario aprista, tanto aquellas que vinculan su origen con las transformaciones socioeconómicas que se dieron en el Perú entre 1880 y 1930, como las que lo consideran una resultante de ciertas vertientes del pensamiento peruano y/o latinoamericano. El trabajo busca demostrar que la doctrina aprista se gestó a consecuencia de la polémica que sostuvo Haya de la Torre con posiciones adelantadas por la Internacional Comunista sobre el carácter que debería tener la lucha antimperialista en los países latinoamericanos. Afirma, a su vez, que el origen de esta doctrina está íntimamente vinculado a la estabilidad del sistema capitalista - sobre todo en los Estados Unidos - en el período 1924-1929, ante la falta de un pronunciado sentido de solidaridad antimperialista entre los obreros de los países altamente desarrollados, así como a determinados factores pertinentes al subdesarrollo latinoamericano.

Política-Economía-Cultura

Argentina científica

En el transcurso de estos últimos siete años la actividad de investigación en el terreno de las ciencias sociales en Argentina se llevó a cabo silenciosa y penosamente, restringiéndose en lo fundamental a instituciones civiles sin fines de lucro. La dictadura padecida por esa nación concibió la práctica de las ciencias sociales como subversiva, en tanto la mera descripción de la realidad proporcionada por aquéllas no coincidía con la transmitida oficialmente y que se trataba de imponer a través de canales culturales y coercitivos. Obviamente, la producción proveniente de estos centros de investigación circuló deficitariamente, llegando tan sólo a un número muy restringido de lectores. Pero no obstante el encorsetamiento y la represión a que estuvieron sometidos los investigadores argentinos, éstos pusieron lo mejor de sí mismos, sin acallar una voz que si bien no podía gritar una realidad desesperante, la podía pensar, comprender, comentar.

De la democracia a la integración

Con el restablecimiento de la democracia en casi todos los países del cono sur, América Latina se encuentra en uno de sus mejores momentos para intentar una nueva experiencia en materia de integración. Por razones geopolíticas, los gobiernos militares promovieron una desintegración que acentuó los resultados negativos de la ALALC y luego de la ALADI. Resta saber a qué grado de integración responden los llamados a la unidad del continente formulados por los presidentes y candidatos en las últimas elecciones. Si se trata de reproducir el esquema comercialista y liberal de los actuales modelos, no habremos avanzado nada. A lo sumo se trataría de una intensificación del comercio mutuo estancado desde hace muchos años. Si se espera conseguir elaborar un proyecto de mercado común latinoamericano deberán producirse grandes cambios en las ideologías dominantes hasta este momento. Se choca con diversos obstáculos, como pueden ser la presión de Estados Unidos y el GATT, los acuerdos de renegociación de la deuda a que se arribó con el FMI, el poder creciente de las corporaciones transnacionales y poderosos grupos empresarios nacionales. En cambio, estarían a favor la inmensa mayoría de los partidos populares y progresistas y los sindicatos obreros. En una programación económica regional, lo más importante es definir el papel que ha cumplido el Estado, sin cuyo aporte no pueden existir políticas superiores de integración.

El liberalismo del más fuerte Ley de Comercio de los EE.UU. Informe del SELA

El análisis y seguimiento de las políticas económicas y comerciales de Estados Unidos es una de las principales tareas que realiza el Sistema Económico Latinoamericano (SELA), organismo regional creado en 1975, con sede en Caracas, a fin de determinar el impacto de estas políticas en la región y coordinar una respuesta concertada. En el marco de esta directriz, el Consejo Latinoamericano del SELA, celebrado en octubre de 1984, solicitó a la Secretaría Permanente de la entidad que analizara la nueva Ley de Comercio y Aranceles de Estados Unidos y sus consecuencias para América Latina y el Caribe. Cumpliendo con este mandato, la Secretaría Permanente del SELA elaboró un documento: "América Latina y la Ley de Comercio y Aranceles de Estados Unidos", en el cual se examinan tanto los conceptos básicos que regirán la política comercial de este país, como los objetivos que persigue y sus procedimientos.

Posiciones

Decidamos nuestro futuro. El APRA en el Gobierno

Con el título "Decidamos nuestro Futuro - Guía del Elector: Perú 85" el Centro de Investigación de la Universidad del Pacífico de Lima y la Fundación Ebert de Perú presentaron antes de las elecciones peruanas del 14 de abril pasado una amplia documentación de los planteamientos más importantes de todas las organizaciones políticas participantes. NUEVA SOCIEDAD reproduce algunas de las posiciones del Partido Aprista Peruano, convincente ganador de los comicios y partido de gobierno a partir del 28 de julio del año en curso, que se refieren a las medidas más urgentes en los primeros cien días del gobierno aprista, a la política económica social y de relaciones exteriores del APRA e implícitamente del nuevo gobierno peruano.

Los muertos que vos matais.. El PRD de Panamá responde

El artículo que continuación publicamos es un comentario a la nota de Gregorio Selser que Nueva Sociedad publicó en su reciente N° 75 bajo el título: "Las Exequias del Torrijismo". Su autor es el sociólogo y analista político panameño Guillermo Castro H. A juicio de los torrijistas, esa nota contiene desaciertos que hacen conveniente su aclaración, ya que su autor da por extinguida la vigencia de una corriente política que continúa siendo mayoritaria en Panamá, a pesar de haber sido desplazada como fuerza hegemónica en el gobierno.

Tema central

Cuando del poder se trata. La mujer en el Tercer Mundo

Este trabajo tiene por objetivo subrayar que el análisis de la condición de la mujer debe partir de la comprensión de los aspectos fundamentales: el hecho de cómo una relación natural y necesaria entre dos seres humanos, diferenciada a partir de la biología, se convierte en una relación de dominación hombre-mujer, la realidad de cómo la diferenciación histórica introduce la dominación como forma de organizar los sujetos. Es preciso comprender que la marginación de la mujer difiere esencialmente de la situación de distintos grupos de oprimidos y marginados, en la medida que constituye la mitad del mundo y perdura a través de distintas formaciones sociales.

De la campesina andina a la profesional joven. Propuestas para una tipología

Por considerarlo ilustrativo y de gran interés, reproducimos aquí un ensayo de construcción de una tipología de mujeres, basada en el nivel socioeconómico. Este ensayo forma parte de un denso documento de la CEPAL denominado \"Aportes para la Evaluación del Decenio de las Naciones Unidas para la Mujer\", documento que sin duda constituye una valiosa contribución a la profundización de los conocimientos sobre la situación de la mujer en América Latina y el Caribe.

De Norma Rae a Silkwood. Mujer y trabajo

Se analiza aquí el problema del trabajo femenino a fines del siglo XX pensando en el siglo XXI, y en relación con la tradición socialista y la colisión de ésta con las formulaciones actuales de los organismos internacionales. El problema central se refiere a los efectos políticos que surgen de la inercia de este estilo de pensamiento, centrado en la extensión de la protección al trabajo femenino fundamentada en la creencia de que efectivamente existe un sexo débil frente al principio de la igualdad total entre hombres y mujeres. Además, se revisa el estado actual de la legislación sobre el trabajo femenino en Argentina - similar a la vigente en la mayoría de los países de América Latina - a la luz de los cambios producidos en las últimas décadas en la estructura productiva, la ideología del trabajo femenino y los cambios concretos producidos en los comportamientos laborales y familiares de las mujeres. Primero, se analiza el surgimiento del trabajo femenino como problema del pensamiento occidental y el énfasis puesto por el pensamiento socialista y marxista sobre ese punto. Después se describe la legislación que rige el trabajo femenino focalizado especialmente, por supuestos ideológicos implícitos en el corpus legislativo, no sólo en las dimensiones del comportamiento laboral de las mujeres sino también en lo que hace a sus comportamientos reproductivos. Por último, se pregunta acerca de los caminos posibles para alcanzar los objetivos de no discriminación propugnados recientemente por los organismos internacionales y el mismo movimiento feminista.

El trabajo de las amas de casa

Si admitimos que el trabajo humano aplicado sobre la naturaleza es el único poder capaz de regularla; si aceptamos que en la definición de trabajo humano se incluya ahora también el trabajo de reproducción biológico social del individuo - la procreación, la lactancia, la socialización y la crianza temprana de los niños en su edad de mayor desvalimiento -, la pregunta directriz que corresponde hacerse desde una perspectiva científico-social revolucionaria es: ¿quién ha dirigido, organizado y se ha apropiado de este trabajo específico - hasta ahora inconmensurable - realizado exclusivamente por las mujeres en todo el transcurso de la historia hasta nuestros días?, ¿cuándo enajenaron las mujeres, o por qué motivo no desarrollaron históricamente su capacidad de participar activamente en la dirección y gestión de su fuerza \"natural\" propia, regulando, ordenando y administrando su capacidad de reproducción humana como parte del conjunto de la organización social? A partir de formulaciones teóricas de nivel macrosocial se responde a estas preguntas adoptando como categoría central del análisis las \"tareas domésticas\", que afectan hasta hoy a todas las mujeres adultas.

Feminismo: dudas y contradicciones

¿Por qué la mayoría de las mujeres no se sienten identificadas con el feminismo? Partiendo de la premisa de que plantear las dificultades es el primer paso para avanzar en su solución, este artículo trata de identificar y analizar algunos de los problemas que encuentra el movimiento feminista. Los problemas han sido reunidos en dos grandes rubros: lo que atañe principalmente a la dinámica del movimiento (el lenguaje, la confusión entre la realidad y los objetivos, las prioridades) y lo que se refiere al campo de lo privado (cómo ser madre y feminista, los avatares de la pareja, la seducción y la mujer-objeto).

Feminismo: Un movimiento social

La autora postula el feminismo como movimiento social y no como ideología, un movimiento de rebelión \"contra un orden no natural, por tanto, modificable\". También afirma que el feminismo debe ser una ciencia con concepción materialista. Como hecho político concreto, afirma, \"la conciencia de opresión de las mujeres está surgiendo después del movimiento social real \". Ni la lucha de clases debe subordinarse al feminismo ni el feminismo a la lucha de clases. Como movimiento social debe ser autónomo. Un hecho indiscutible y que sobrepasa la polémica: el movimiento feminista toma cuerpo y crece en los países de América Latina. La autora constata que partidos políticos de izquierda y aún algunos de sus egregios representantes miran con reticencia este movimiento y se permiten incalificables desmanes con juegos de palabras peyorativos y afanosos de ridiculizar un fenómeno que ningún individuo culto - sea hombre o mujer - puede negar ni desconocer.

Feministas y políticas

La autora se pregunta por la relación entre feministas y políticas, destacando algunos aspectos de difícil abordaje debido fundamentalmente a las carencias en la elaboración conceptual sociológica y política adecuada al estudio de la condición de la mujer en la perspectiva de su particularidad marginal. A partir de la propuesta que el hacer política desde las mujeres pasa por la revisión de las categorías de lo público y lo privado, señala algunas necesidades temáticas que van desde el problema del cuestionamiento del saber, el problema del poder y la dificultad de conciliar el feminismo con una noción de la política que no amplía los márgenes rígidos del ámbito de lo público.

Hacia una identidad latinoamericana. Los movimientos de mujeres en Europa y América Latina

Un movimiento de mujeres que trata de buscar nuevas formas de relación y subvertir el orden social (interno - en la familia; externo - en la polis), toca el problema de la identidad por partida doble: mujeres que descubren su realidad cultural, valorándose como tales y aprendiendo a interpretar la historia desde sus puntos de vista; latinoamericanas que perciben la opresión del patriarcado en todos los niveles que ha alcanzado la humanidad en el mundo, pero que se centran en la especificidad continental. Este movimiento crece en los diversos continentes y progresa sin que lo hagan retroceder esquemas rígidos y difamantes: mujer feminista = enemiga del hombre; mujer feminista = lesbiana, \"amachada \" o prostituta. La autora, a la vez que ofrece un recuento del avance de este movimiento en Europa, deplora la esclerosis de la izquierda latinoamericana, aferrada a viejos modelos, que se retarda demasiado en entender y proyectar la relación entre movimiento de mujeres y lucha social.

Igualdad y autonomía. Una relación democrática entre hombre y mujer

No siempre hubo estructura patriarcal de la familia, el tenerlo presente es clave para comprender e interpretar los hechos que distinguen la evolución de la especie humana. Como los fenómenos históricos y sociales no se producen por determinismo, la eliminación de mitos y prejuicios en relación con la procreación, las relaciones sexuales, los roles del hombre y la mujer tanto en la familia como en la sociedad, son importante contribución a una sociedad donde la mujer sea respetada no por ser madre únicamente y donde se elimine de una vez por todas el estereotipo de la mujer débil, sumisa, frívola y emotiva y el del hombre fuerte, dominante, agresivo y cruel; a una sociedad donde todos los niños lleguen al mundo como hijos deseados por un padre y una madre que respetarán sus individualidades y donde en los vínculos de pareja se impondrán motivaciones esenciales y no las derivadas del consumismo, las inhibiciones y los tabúes.

Lo que todo marxista vulgar debe saber sobre feminismo

Las relaciones entre el movimiento feminista y el movimiento socialista se han visto entenebrecidas por un complejo edípico mal resuelto\", afirma el autor, demostrando que la tendencia de las feministas a exigir de los partidos de izquierda la deseable condición de partidos feministas \"es puro idealismo\" e idealización. Critica al movimiento obrero y a los partidos socialistas su pretensión de arrastrar al movimiento feminista, poniendo de relieve la connotación cavernícola del verbo. Con variados argumentos demuestra que \"el movimiento obrero debe conquistar la hegemonía sobre el movimiento feminista, para lo cual debe asumir las reivindicaciones de éste\". Esto no puede ser un proceso mecánico sino de \"reforma intelectual y moral\", es decir, de refundación de ambos movimientos, pues también el movimiento feminista asumirá las reivindicaciones del movimiento obrero, no con vistas a una hegemonía que se reduzca a un mero fenómeno ideológico sino que se sustente económicamente en un nuevo modo de producción.

Machismo y violencia

La denuncia de la cultura de la pobreza, íntimamente vinculada al ejercicio y culto del machismo, provocó en México una querella contra el autor de \"Los hijos de Sánchez\". El peso del machismo en la sociedad mexicana es inherente a la marginalidad, el menosprecio a la mujer, la discriminación racial, el ejercer la violencia contra las minorías y contra la población femenina, la paternidad irresponsable. El mejor y más doloroso ejemplo de machismo lo vivió en carne propia la escritora Rosario Castellanos, prematuramente fallecida, quien recordaba un hecho doloroso de su infancia: al morir su único hermanito, en las visitas de pésame a sus padres, hubo quienes lamentaron que no hubiese sido ella, la niña, la muerta... Entonces la futura escritora supo que su vida de mujer era considerada como mucho menos valiosa que la vida de un varón.

Nosotras las del 60, nosotras las penúltimas

Corriendo el riesgo de la generalización, la autora considera que la generación nacida al pie de los años 50, en el 60, esa a la que no le alcanzó la edad para ver \"Las Fresas de la Amargura\", que se levantó a espaldas de un modelo sociopolítico combativo, es una generación conflictuada fríamente. Las mujeres de esa generación, afectadas en mayor grado - por aquello de la eterna discriminación - por la ausencia de un empuje ideológico, las más de las veces se convierten en lo que en este artículo se define como \"inteligentes a medio tiempo\". Dice la autora: \"ellos y nosotras, los del 60, somos los penúltimos. Los llamados a luchar para que los últimos, por fin, sean los primeros... también las primeras\".

Sí, tenemos derechos, pero... La condición jurídica y real de la mujer en Colombia

La autora hace un breve recuento histórico de las normas que a lo largo de los últimos cincuenta años han otorgado derechos civiles, políticos y laborales a la mujer colombiana. Desde el supuesto de que la condición de la mujer forma parte de la problemática social y política del país, confronta la realidad vivida por millones de mujeres con las normas establecidas en los códigos. Analiza los derechos económicos y los derechos políticos de la mujer, desconocidos en su propia especificidad tanto por la derecha como por la izquierda.