Análisis de coyuntura

Jamaica: La crisis se profundiza

La profundidad de la actual crisis de gobierno en Jamaica se hizo dramáticamente evidente el pasado mes de enero cuando durante dos días el país quedó virtualmente paralizado a consecuencia de las protestas populares. Tomadas en forma aislada, las protestas del 15 y 16 de enero fueron suaves, con pérdidas limitadas de vidas y daños materiales. Sin embargo, las protestas a todo lo ancho de la isla y los problemas económicos que las motivan, destacan la fragilidad no sólo del actual régimen de gobierno del Partido Laborista de Jamaica (PLJ), sino también la debilidad de toda la estructura política y económica del país. Vale la pena señalar, por ejemplo, que desde 1972 ningún gobierno ha terminado su período. En 1980, el Partido Nacional Popular (PNP) llamó a elecciones al cuarto año de su mandato de cinco. En 1983, el Partido Laborista de Jamaica en el gobierno, se sintió obligado a llamar a elecciones al tercer año de su período en medio de circunstancias controvertidas dada la falta de nuevos registros electorales como de cédulas de identificación de los votantes, lo cual había sido acordado por ambos partidos en 1979 como parte de un programa general de reformas electorales. En el evento - con el principal partido de oposición, el Partido Nacional Popular, boicoteando las elecciones - resultó elegido un Parlamento unipartidista, hecho sin precedentes en la historia moderna de Jamaica.

Jamaica: La crisis se profundiza