Los socialismos europeos (72 / Mayo - Junio 1984)
Revista
Nueva Sociedad NUSO 72 Mayo - Junio 1984

Los socialismos europeos

Si bien los valores éticos e ideológicos que caracterizan a la socialdemocracia europea son también válidos para el socialismo democrático -expresión utilizada en América Latina,- no es menos cierto que los programas políticos del socialismo de ultramar correponden a sociedades industrializadas, careciendo por tanto del impetú transformador y revolucionario que se requiere en los pueblos latinaomericanos.

Análisis de coyuntura

Contadora: Al servicio del restablecimiento de la paz

A fines de 1982 varias reuniones tuvieron lugar en México en torno a ex y futuros cancilleres y hasta con la presencia de un conocido escritor. De estas reuniones informales surgió, en enero de 1983, un cónclave de los cancilleres de Panamá, Colombia, México y Venezuela en la isla panameña de Contadora que le dio su nombre al grupo de los cuatro países, a pesar del hecho de que nunca más volvieron a ella.

La OEA: Repensando su crisis

La actual crisis de la Organización de Estados Americanos es la manifestación concreta de las contradicciones y el deterioro creciente de las relaciones entre América Latina y el Caribe y los Estados Unidos. No asistimos a la mera inoperancia administrativa de la OEA, sino que aquella es el producto de divergencias económicas, políticas y estratégico-militares profundas en el seno del sistema interamericano. En términos muy sintéticos, y luego de más de un siglo de historia, se corrobora la incompatibilidad entre el monroismo norteamericano y el bolivarismo latinoamericano; dos proyectos alternativos que significan la antítesis entre un modelo hegemónico-imperial y una propuesta unitaria de federalismo anfictiónico entre pares latinoamericanos y del Caribe insular.

Entrevistas

Diálogo con Jaime Paz Zamora, Vicepresidente de Bolivia

En los primeros meses de gobierno en 1982, el presidente de Bolivia, Hernán Siles Zuazo, se había transfigurado con el poder absoluto del Palacio Quemado, y los dirigentes del juvenil Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) no terminaban de entender el aspecto prosaico y a veces sucio de estar en el gobierno. Esta es una de las principales explicaciones del vicepresidente Jaime Paz Zamora, en una entrevista exclusiva para analizar las fallas originales de la coalición gobernante en Bolivia, la Unidad Democrática y Popular (UDP), y la reciente reunificación, que surgió como un factor decisivo para mantener la democracia en Bolivia. Según Paz Zamora, el gobierno de espíritu realmente \"udepista \" recién ha surgido con el último gabinete, entre otras cosas por las necesidades urgentes de mantener una estructura democrática, asunto que fue comprendido también por los altos mandos militares. Pero también Paz Zamora se pregunta, dramáticamente, si ya no será demasiado tarde.

Libros y autores

La nueva metafísica y el socialismo

Pablo González Casanova Siglo XXI, Universidad Nacional Autónoma de México, México, 1982 / 224 pp. Precedieron a este libro las obras del mismo autor que llevan el sello del Siglo XXI: "Imperialismo y liberación en América Latina", "En el primer gobierno constitucional (1917-1920)", "Sociología de la explotación". La importancia de la empresa editora internacional, independientemente del valor intrínseco de las obras que hace circular, otorga una especie de credencial de excelencia intelectual a los autores que publica. Con referencia a: "La nueva metafísica y el socialismo", esta primera edición se ha hecho en coedición con la UNAM, lo cual corrobora la relevancia concedida a su contenido. Se trata de ensayos críticos reunidos en 224 páginas, donde se replantea, en el centro del debate de la lucha ideológica de nuestro tiempo, que se dirime en América Latina, la categoría esencial de la explotación del hombre por el hombre, y vinculada a ella como objetivo a destruir (y como explicación, añade el autor) a las categorías de poder, la democracia y la libertad que el socialismo encierra como necesidad y posibilidades reales.

Política-Economía-Cultura

ALASEI: América Latina despierta

Dos buenas noticias para nuestra América, la esquilmada, la dependiente, acaban de producirse, pasando virtualmente inadvertidas en nuestras sociedades desinformadas. Ambas vinculadas por el mismo hilo conductor: superar el colonialismo cultural y la pérdida de la identidad latinoamericana, intentando reducir el desequilibrio informativo en nuestras regiones. En efecto, hace escasos días, después de 8 largos años de avances y retrocesos, tuvo lugar la primera reunión del Consejo de ALASEI (Agencia Latinoamericana de Servicios Especiales de Información) y, simultáneamente con este hito, la cooperativa Inter Press Service, coincidiendo con sus 20 años de esfuerzos constantes por dar voz en la comunidad mundial a los países que carecen de ella, decidió privilegiar nuestro continente efectuando las transmisiones hacia América Latina desde San José de Costa Rica y no desde Roma donde anteriormente se realizaban.

Chile científico

Cuando los militares chilenos intervinieron en las universidades y centros del saber superior del país en 1973, probablemente no imaginaron todas las consecuencias de su acto. Personalmente fui exonerado de mis funciones académicas por la invocación de un motivo con el cual hoy día no puedo sino estar en completo acuerdo: "La necesidad de una investigación y docencia pluralista, no partidista, no proselitista, libre y auténticamente científica". En un enfoque simple de la realidad social como es el que predominó sin contrapeso en los años que siguieron a la intervención militar, todo parecía poder solucionarse o rectificarse por decreto. Las universidades en particular, que habían llegado como el resto de la sociedad a un alto grado de politización, fueron un objetivo central en la estrategia de rectificación emprendida por los institutos castrenses. Todas ellas fueron sometidas al régimen administrativo de los Rectores Delegados, es decir, pasaron a estar dirigidas por oficiales de alta gradación, en ejercicio activo o en retiro, cuya misión principal fue la pacificación de los claustros. La primera medida en este sentido fue la depuración de los estamentos académico, estudiantil y administrativo de los centros de saber superior, exonerando a todos aquellos que eran considerados elementos indignos de la función que estaban desempeñando. Los criterios utilizados para tal eliminación no fueron la excelencia académica, el rendimiento escolar o la eficiencia administrativa, sino que lisa y llanamente la adscripción o no a los postulados del nuevo régimen.

Guatemala: 30 años después del "Alphem"

Las armas eran un rezago de la Segunda Guerra Mundial, todas de tipo liviano y, como lo iban a demostrar los acontecimientos, escasamente útiles para cualquier propósito militar serio. Al gobierno del coronel Jacobo Arbenz Guzmán le había tomado, empero, casi dos años el gestar su adquisición y ultimar los detalles de su transporte hasta Puerto Barrios. Al parecer Checoslovaquia, después de recibir el pago en divisas duras, sugirió como puerto de embarque el de Stettin, Polonia. Según las historias que más tarde hizo conocer el director de la Central Intelligence Agency (CIA), Allan W. Dulles, ya al zarpar de Stettin la nave sueca "Alphem" no fue perdida de vista, no obstante el extraño y diversionista derrotero que siguió hasta arribar a Guatemala en mayo de 1954. Y en cuanto tocó puerto, estalló en el mundo entero la estruendosa barahunda armas del bloque comunista ingresaban a América Central para sumarse a la conspiración subversiva internacional y amenazaban directamente la seguridad del Canal de Panamá.

Japón y América Latina

Las relaciones económicas entre el Japón y los países de América Central y del Sur no parecen, a primera vista, de gran significación para ninguna de las partes. En cuanto al comercio exterior de América Latina, las exportaciones de mercaderías de la región ocupan un 4 ó 5 por ciento del mercado japonés, en cambio la posición relativa de Japón como exportador a la región se ha fortalecido gradualmente, aunque aún es modesta, manteniéndose en un 7.5 por ciento. Estos porcentajes no son en nada despreciables, pero sí son eclipsados por la participación mucho mayor (alrededor del 35%) de los Estados Unidos en las exportaciones e importaciones de América Latina. Visto desde el lado japonés, el cuadro es más o menos el mismo. Los mercados latinoamericanos absorben el 6.5 por ciento del total de las exportaciones japonesas, mientras que el 4.5 por ciento del total de las importaciones son desde la América Latina. Esto contrasta con las proporciones mucho mayores (cerca del 25%) alcanzadas por Asia Sudoriental en el flujo de mercancías desde y hacia Japón.

Tema central

El laborismo británico: el dilema de las alianzas

La abrumadora derrota sufrida por el Partido Laborista coronó un largo período de luchas internas en Gran Bretaña. Estos cambios están relacionados con profundos movimientos en la base de la sociedad británica provocados por la decadencia del imperialismo británico, la creciente brecha entre los Estados Unidos y Europa, y el consecuente colapso en el consenso entre los partidos políticos desde la posguerra, consenso sobre el cual estaba basada la paz social en Gran Bretaña. El Partido Laborista ha pasado largo tiempo apartado de los otros partidos socialistas europeos ¿Se verán ahora forzados a unirse a la corriente socialdemócrata europea?

El "Modelo Sueco" de socialismo

El autor se propone, en este artículo, un análisis que valorice la peculiar conexión que se ha producido en el caso sueco entre los recursos acumulados en la fase precedente de gobierno de la izquierda, 1932-1976 (de excepcional duración y caracterización), y la reconquista reciente del gobierno. La victoria del Partido Socialdemócrata Sueco (SAP) y la puesta en marcha del \"modelo sueco\" había sido permitida por cuatro condiciones fundamentales: una presión sindical sobre el SAP para una nueva política de ocupación; la revisión de la tradicional cultura política mezcla de determinismo evolucionista y de liberalismo económico y el descubrimiento de la actualidad de la planificación frente a los problemas provocados por la crisis económica y social; el encuentro entre el partido y la elaboración económica y técnica de la Escuela de Estocolmo, cuyo máximo exponente, G. Myrdal, es autor del primer documento político oficial para una política económica expansiva; la definición de un modelo de regulación política del conflicto, y el compromiso social entre las clases comprometidas en las relaciones de producción. Tal modelo, sometido ya en los años cincuenta al cambio radical consistente en la política activa del trabajo, que es conocida como \"modelo Rehn\", entra en la crisis de los años setenta frente a procesos sociales nuevos: el crecimiento de las aspiraciones obreras, el alejamiento neoliberal de los empresarios de la praxis de las negociaciones políticas centrales con los sindicatos; el desarrollo de una serie de nuevos sujetos sociales y de demandas cualitativamente nuevas, contradictorias de los aspectos importantes del viejo modelo como el industrialismo y el burocratismo centralizado.

El socialismo autónomo sudamericano: sus antagonismos y convergencias con Europa

En el mundo de la izquierda latinoamericana, según el autor de este artículo, la relación con \"lo europeo \" ha tenido hasta ahora, por diversas circunstancias, una vida azarosa. Ambigüedades no resueltas han estimulado la profundización reflexiva en el plano teórico. Asuntos como la investigación sobre las ideas socialistas en América Latina, el problema del colonialismo, a juicio de algunos politólogos: el \"pecado original del marxismo\", aún las controvertidas opiniones del propio Marx sobre Bolívar, enriquecen el debate. J. Arrate señala tres tendencias fundamentales en el avance del socialismo en América Latina: el comunismo, la socialdemocracia - vigorizada por la acción organizada de la socialdemocracia europea hacia América Latina, el rol socialdemocrático asumido por varios partidos de carácter populista y vocación nacional conservadora y el concepto de democracia ubicado en el centro del debate político ideológico - y la tendencia socialista autonomista. Según el autor, el avance del socialismo en América Latina requiere una fuerza socialista autónoma capaz de sortear la presión o injerencia de los bloques internacionales. Una fuerza capaz de cerrar la brecha entre el socialismo y la masa trabajadora: síntesis entre el marxismo crítico y no dogmático y la realidad de América y sus respectivos países. Advierte por una parte contra el peligro de caer en el antieuropeismo que devenga en provincialismo aislacionista o cobertura de un esquema pseudouniversalista, y por otro de caer en la tentación de trasladar modos de análisis y visiones \"europeas\": por cuanto ello refleja una ostensible falta de realismo. Sostiene finalmente el autor que el socialismo autónomo de América del Sur habrá de encontrar su camino en la huella que abrieron Mariátegui y Allende.

España: El socialismo administrando al capitalismo

El presente artículo resume la historia de la transición española - de la muerte de Franco al gobierno socialista - como una hazaña paradójica de la libertad. Esa hazaña paradójica registra las contradicciones y complicaciones de un pueblo maduro que no quiso reeditar la guerra civil y que tuvo que asumir e integrar, en el presente, al franquismo sociológico renovado. Sólo la democracia - y no la revolución - podían construir, sin el viejo horror a la hegemonía de un solo partido, la convivencia de los contrarios. Para ello era preciso sacrificar, en el altar del realismo, las banderas del exilio histórico republicano y convertirlo, solamente, en memoria, es decir, en el eslabón perdido del proceso histórico. Nada más que eso. El trabajo analiza las complicaciones que hicieron posible la transición y destaca el papel de los tres gallardos frente a las momias del pasado - que hicieron el tránsito: el Rey, Adolfo Suárez y Felipe González, es decir, los representantes de la generación que no hizo la guerra y sí el amor y el cinismo como modernidad y antitrascendencia.

Grecia y la tercera vía al socialismo

El presente artículo ofrece un nítido y coherente panorama político de la compleja realidad de la Grecia actual, señalando las causas del apoyo popular al PASOK, Movimiento Socialista Panhelénico, fundado por Andreas Papandreu, y las proyecciones de este movimiento. La idea básica del PASOK reside en el planteamiento de que los males de la Grecia moderna son su dependencia de la OTAN y la dominación imperialista de EE.UU. El PASOK no coloca la lucha de clases en el centro de sus preocupaciones, pero propugna la justicia social que elimine la fosa entre los \"privilegiados\" y los \"no privilegiados\", a través de la redistribución del ingreso. Su objetivo es liberar a Grecia del control e intervención extranjeros. Su líder, Andreas Papandreu, tiene plena conciencia de la etapa de transición por la cual debe cruzar Grecia para ser una sociedad contemporánea. La estrategia política del PASOK persigue la independencia nacional, la soberanía popular y la justicia social. La \"tercera vía\" que propugna, excluye la dependencia de centros externos de decisión - EE.UU., la OTAN, la Comunidad Económica Europea - , con vistas a la transición al socialismo. Un socialismo que no corresponda ni al modelo socialdemocrático ni al \"socialismo real\", asegurando el pluralismo partidista y estableciendo el control social sobre los medios de producción y las instancias que conforman el aparato del poder. Esta \"tercera vía\" respeta y salvaguarda las instituciones democráticas y la Constitución; en lo económico, la coexistencia y competencia de las viejas y nuevas relaciones de producción, dando preeminencia a la participación, el control y la autogestión. El autor opina que el PASOK y su presidente Andreas Papandreu constituyen un fenómeno único en el espacio del socialismo europeo, comparándolo a los movimientos populistas de la década del 50 en América Latina.

Italia: una izquierda dividida en una democracia especial

Italia es una democracia especial por cuanto descarta lo que es posible en otras democracias occidentales, esto es, que la oposición tenga la oportunidad de ser gobierno. En efecto, en este país se ha producido una especie de veto al Partido Comunista para el logro de tal objetivo, ya que se considera que su acceso al poder significaría la derrota de la democracia misma. La izquierda italiana, por su parte, también tiene características especiales que la distinguen del \"modelo socialdemócrata\" del norte de Europa y del \"socialismo mediterráneo\". El autor de este artículo señala un hecho que aparentemente pudiese ser contradictorio, cual es que en Italia el paralelo a los partidos obreros socialdemócratas lo constituiría el Partido Comunista con su creciente \"socialdemocratización\" definida por su reconocimiento a la democracia parlamentaria, su pluralismo político y por su rechazo del modelo centralista de economía planificada. El autor analiza con rigor la estrategia del \"compromiso histórico\" entre los partidos de masa católico y comunista, concluyendo en que la \"crisis orgánica\" de la sociedad italiana exige un acuerdo de la izquierda que ponga fin al duelo que por largos años han sostenido los comunistas y los socialistas y que mantenga una actitud abierta con el \"centro\" liberal del espectro político italiano. El Partido Laborista ha pasado largo tiempo apartado de los otros partidos socialistas europeos. ¿Se verán ahora forzados a unirse a la corriente socialdemócrata europea? Estas y otras interrogantes son analizadas por el autor en el presente artículo.

La izquierda europea ante la crisis: Problemas de identidad

Con la crisis económica de los años 70, toda la izquierda europea ha entrado en crisis de identidad. El autor del presente artículo sostiene que el descrédito del modelo soviético, los límites de la gestión keynesiana de la economía y la ausencia de alternativas han dejado a la izquierda sin perspectivas globales frente a la ofensiva de la derecha. Afirma que para enlazar las respuestas a corto plazo con un proyecto socialista de alcance histórico es preciso hacer un diagnóstico correcto de la crisis, reconociendo que el origen de ésta es la caída de las ganancias. Por otra parte, dice, es necesario rechazar tanto la tentación de hacer propuestas puramente demagógicas, de las que ya se sabe que no pueden funcionar, como la del puro pragmatismo a corto plazo, perdiendo de vista el problema global de que las economías que superen la crisis deben ser más parecidas al ideal de una sociedad socialista que las economías de la posguerra, por más que sigan siendo en muchos aspectos sociedades capitalistas.

Las grandes rupturas

En su libro más reciente: \"El deslinde: sobre la organización de una izquierda capaz de gobernar\", Peter Glotz analiza los espacios ideológicos y sociológicos de los partidos políticos oestealemanes llegando a la conclusión de que la socialdemocracia tiene planteado el gran reto histórico de convertirse en el centro de gravitación de una nueva alianza capaz de derrotar al bloque de la derecha organizado en torno a la democracia cristiana. Glotz sostiene que \"la adaptación a los discursos conservadores o ecologistas está destinada al fracaso porque no permite irrumpir en la falange del adversario\". Se trata, pues, de \"evitar la situación inglesa donde la división de la izquierda posibilitó el triunfo de la derecha; se trata de rechazar el ataque de la llamada \'nueva mayoría\' obligándola a retroceder\". Para lograr esto, la izquierda debe formular un nuevo proyecto político a largo plazo; iniciar tres o cuatro \"discursos\" entendidos como procesos de aprendizaje colectivo. Debe \"golpear siempre en los mismos lugares, muy duro y por mucho tiempo\". Debe \"resistir las tentaciones burocráticas y románticas de su tradición de partido obrero\". Del libro de Clotz presentamos resúmenes de dos capítulos: \"Las grandes rupturas\" y \"El futuro del trabajo\". En el primero, el autor analiza seis conjuntos de problemas que caracterizarán los años venideros. En el segundo, plantea ideas poco comunes en torno a la futura organización del trabajo.

Transformemos a Europa en una potencia de la paz. Memorándum de la izquierda Alemana a la izquierda Francesa

Muchos de nosotros hemos tenido que comprobar con dolor en los últimos años, por la lectura de periódicos o por conversaciones personales, que los esfuerzos por lograr entendimientos mutuos entre los franceses y alemanes, que en sus respectivos países integran las fuerzas de izquierda del espectro político, han caído en su punto más bajo. La controversia pública sobre el estacionamiento de nuevos cohetes americanos de alcance medio y las metas del movimiento pacifista, han abierto abismos de desconfianza que en la era de la política de distensión, parecían desde hace mucho tiempo superados. El fantasma de nuestro pasado ha resucitado nuevamente de su tenebrosa tumba de olvido y represión, de la que los repetidos juramentos de amistad franco-alemana no lo han podido desterrar.