Tema central

Italia: una izquierda dividida en una democracia especial

Italia es una democracia especial por cuanto descarta lo que es posible en otras democracias occidentales, esto es, que la oposición tenga la oportunidad de ser gobierno. En efecto, en este país se ha producido una especie de veto al Partido Comunista para el logro de tal objetivo, ya que se considera que su acceso al poder significaría la derrota de la democracia misma. La izquierda italiana, por su parte, también tiene características especiales que la distinguen del \"modelo socialdemócrata\" del norte de Europa y del \"socialismo mediterráneo\". El autor de este artículo señala un hecho que aparentemente pudiese ser contradictorio, cual es que en Italia el paralelo a los partidos obreros socialdemócratas lo constituiría el Partido Comunista con su creciente \"socialdemocratización\" definida por su reconocimiento a la democracia parlamentaria, su pluralismo político y por su rechazo del modelo centralista de economía planificada. El autor analiza con rigor la estrategia del \"compromiso histórico\" entre los partidos de masa católico y comunista, concluyendo en que la \"crisis orgánica\" de la sociedad italiana exige un acuerdo de la izquierda que ponga fin al duelo que por largos años han sostenido los comunistas y los socialistas y que mantenga una actitud abierta con el \"centro\" liberal del espectro político italiano. El Partido Laborista ha pasado largo tiempo apartado de los otros partidos socialistas europeos. ¿Se verán ahora forzados a unirse a la corriente socialdemócrata europea? Estas y otras interrogantes son analizadas por el autor en el presente artículo.

Italia: una izquierda dividida en una democracia especial