La Internacional Socialista ante el 2000 (103 / Septiembre - Octubre 1989)
Revista
Nueva Sociedad NUSO 103 Septiembre - Octubre 1989

La Internacional Socialista ante el 2000

El Tema Central de esta edición está dedicado al remozamiento pragmático y organizativo de la Internacional Socialista. El analisis de los debates, estudios y resoluciones del Congreso de la I.S., que tuvo lugar en Estocolmo en junio de 1989, representa la puesta al día del pensamiento político socialista y sus guias para la acción en los umbrales de un nuevo siglo.

Análisis

Conducción económica y alianzas sociales. El caso del Perú

Para el gobierno aprista de Alan García, la consolidación de un proceso de crecimiento económico dependía de sus iniciativas y de una amplia gama de actores sociales, que incluía tanto a los sindicatos y al empresariado nacional, como al capital financiero y productivo extranjero. No cabía duda de que el gobierno debía asegurar la transición de la fase de reactivación a la de crecimiento, no sólo mediante políticas económicas, sino también con alianzas adecuadas. Y las alianzas de la primera fase, con los sectores de bajos ingresos y los empresarios orientados hacia el mercado interno, implicaban altos niveles de riesgo, puesto que restringían la gama de nuevas alianzas posibles y aumentaban la presión sobre el gobierno. En el transcurso del proceso, se vio que se carecía de la capacidad de gerencia y de control económico necesarias, así como de alianzas suficientes, precipitándose el fracaso de la política económica gubernamental.

La Revolución Francesa y la Independencia de América Latina

Mucho se ha escrito y especulado sobre la influencia de La Revolución Francesa en la Revolución de Independencia de América Latina. La historiografía liberal latinoamericana se ha empeñado particularmente en destacar esa influencia, relievándola al punto de mostrar a nuestro proceso emancipador como un efecto histórico de la gran transformación francesa. Empero, un análisis objetivo de aquellos fenómenos muestra que esa influencia no fue tan decisiva, y que la independencia de nuestros países, fue sustancialmente el resultado de una larga crisis colonial y de una creciente toma de conciencia de los pueblos latinoamericanos respecto de su destino histórico.

¿Solidaridad sindical entre EEUU y América Latina?

Hay dos políticas dentro del movimiento laboral norteamericano hacia el sindicalismo en América Latina: una sustentada oficialmente por la cúpula de la AFL-CIO, y que se proyecta sobre la región a través del Instituto Interamericano para el Desarrollo del Sindicalismo Libre, y otra representada por los dirigentes medios y los activistas de base. Mientras una está fuertemente imbricada con la política exterior de los EEUU, otorgando contundentes ayudas financieras a las organizaciones que dan su apoyo en nuestros países a las orientaciones de Washington, la otra mitad manifiesta nuevas formas de solidaridad con los trabajadores latinoamericanos, en el contexto de una economía cada vez más transnacionalizada.

Sorpresas y realidades en la sucesión presidencial boliviana

La sorpresiva elección - por el Congreso boliviano de Jaime Paz Zamora como nuevo presidente de su país, fue producto de una alianza política considerada «imposible» por los analistas; pero éste no fue el único detalle insólito en el cambio de primer mandatario con continuidad constitucional ocurrido en La Paz. La probable mantención de una política económica neoliberal, que ha producido estabilidad pero no reactivación, es otro detalle destinado a romper percepciones esquematizadas, incluso entre los que protagonizaron cierta fuga de capitales, coincidente con la proclamación del nuevo presidente. Con mayoría parlamentaria cómoda, sindicatos debilitados, fuerzas armadas que respaldan el actual ordenamiento legal y negociaciones económicas promisorias en torno al gas natural - el principal producto de exportación boliviano, ya no el estaño -, Paz Zamora inicia su gestión con una capacidad de movimientos que le podría ganar en la base social un apoyo similar al que recibió a nivel de cúpulas, tan imprevistamente.

Coyuntura

Argentina: el carro del Estado navega sobre un volcán

El aparato del Estado, que en los años 40 y 50 sirvió para que Juan Domingo Perón lanzara un vasto proyecto de desarrollo industrial capitalista en la Argentina, está siendo desmantelado ahora por el único hombre que puede reclamar el título de heredero político del general: el actual presidente Carlos Saúl Menem. Se ha cumplido, así, la paradoja de que el dogma liberal que recitaron todos los ministros de Economía de los gobiernos militares (y buena parte de los que sirvieron a presidentes civiles) termine siendo ejecutado por un líder populista, respresentante de las tendencias más conservadoras y nacionalistas del peronismo. Que Menem cumpla con lo que los liberales tantas veces prometieron y no hicieron, se debe menos a su firmeza de propósitos que a la evolución de un proceso económico en el que el Estado ha completado, por fin, su metamorfosis.

Guatemala: no basta el coraje

Con la elección de Vinicio Cerezo, en febrero de 1986, los entusiasmos democráticos parecieron despertar. La suya fue, sin duda, una victoria popular. Es cierto que también hubo escépticos y descreídos. Pero los ilusionados fueron más. Hoy día, cuatro años después, es bueno preguntarse por el destino de aquellas esperanzas políticas. Según se prueba en Guatemala, ellas sólo prosperan cuando las conductas reales las alimentan cotidianamente.

Jamaica: el PNP estrena nueva imagen

El triunfo en las elecciones del 09.02.89 del PNP (People\'s National Party), nuevamente bajo el liderazgo de Michael Manley, era un hecho previsible en la vida política de Jamaica, pues responde a la alternancia en el poder cada dos períodos que ha caracterizado al sistema bipartidista en este país desde la independencia. Sin embargo, las interrogantes sobre el proyecto que desarrollaría el PNP (de orientación socialdemócrata), tanto a nivel interno como externo, han creado grandes expectativas, puesto que se presupone que serán distintas a aquellas desarrolladas durante la década pasada.

Dossier

¿Qué es la Internacional Socialista?

La Internacional Socialista es la más antigua y la mayor asociación política internacional existente, y está integrada por partidos socialistas, socialdemócratas y obreros (laboristas) de todos los continentes. Representa a 89 partidos políticos y organizaciones, que tienen un respaldo de más de 150.000.000 de votantes. La I.S. ha existido en varias formas desde 1864, cuando fue fundada en Londres. Esta I Internacional duró sólo una docena de años. En 1889 - hace un siglo - se constituyó la II Internacional, en un Congreso en París. La misma debió enfrentar grandes acontecimientos durante el cuarto de siglo de su existencia y se desintegró, finalmente, al estallar la Primera Guerra Mundial. Durante los años de la contienda bélica, el movimiento obrero internacional se dividió. Luego, los bolcheviques establecieron la III Internacional (Comintern) en Moscú en 1919, que perduró hasta 1943, cuando fue formalmente disuelta. Por su parte, los partidos socialdemócratas se reagruparon en 1923 en la Internacional Laborista-Socialista, considerada como una continuación de la II Internacional. Esta concluyó sus actividades en 1940, en los comienzos de la Segunda Guerra Mundial.

Libros

Bolívar y Europa, Bolívar y las Américas

Bolívar y Europa en las crónicas, el pensamiento político y la historiografía. (Vol. I, siglo XIX) . Alberto Filippi (comp.) Ediciones de la Presidencia de la República de Venezuela / Comité Ejecutivo del Bicentenario de Simón Bolívar, Caracas, 1988, 1.085 pp. Con motivo del bicentenario del nacimiento de Simón Bolívar, desde 1983 se han realizado numerosos eventos, incluyendo el encuentro de los presidentes de los países bolivarianos en Caracas, publicaciones y seminarios en universidades de gran cantidad de países. Pocos de semejantes esfuerzos (si alguno) tienen el significado que le corresponde a este libro. En él se reúnen, en más de mil páginas, documentos que van desde artículos de prensa hasta notas e informes diplomáticos, pasando así por toda la gama de lo que los historiadores de oficio consideran «fuentes», en torno a la visión que se tuvo en la Europa decimonónica del Libertador. Pero más importante aún, se han incluido las interpretaciones que hacen científicos sociales (en el sentido más amplio del término) en base a ellos, enriqueciendo de esta manera la discusión de vieja data en torno a la influencia que tuvieron Bolívar y su hazaña independentista durante el siglo XIX en el complejo y accidentado «encuentro entre dos mundos» aún sin happy end.

Posiciones

No discriminarás a la mujer. Escaso eco a una convención de la ONU

Afines de marzo de 1989, 97 países habían ratificado la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer de las Naciones Unidas, cuyo texto íntegro - escasamente conocido - reproduce ahora NUEVA SOCIEDAD. La Convención fue adoptada por la Asamblea General de la ONU, el 18 de diciembre de 1979 y entró en vigencia, como tratado internacional, el 3 de diciembre de 1981, treinta días después de que el vigésimo país miembro la aprobara. La ratificación del Convenio obliga a los 97 gobiernos que lo han hecho, a adoptar una política sobre la eliminación de la discriminación contra la mujer y a informar sobre los avances en ese campo a la División para el Avance de la Mujer de las Naciones Unidas, con sede en Viena. Diversas organizaciones feministas a través del mundo han protestado en los últimos años por la poca difusión y escasa aplicación de la Convención de la ONU, e incluso se ha constituido un proyecto de colaboración internacional, llamado Vigilancia Activa de los Derechos Internacionales de la Mujer (IWRAW, por sus iniciales en inglés), para impulsar el cumplimiento de este tratado internacional.

Tema central

Cambiar el derecho a decidir sobre la producción

Cuando hace doscientos años, en cierta capital europea se tomó la Bastilla, la Revolución Francesa se hizo realidad. Durante los dos últimos siglos, la Declaración de los Derechos Humanos, y los principios de libertad, igualdad y fraternidad, han influenciado la vida política de todos los continentes. Siempre en París, hace cien años, se fundó la Segunda Internacional Socialista. Las personas que se reunieron en la capital francesa en 1889 estaban profundamente influenciadas por las ideas de 1789. También la estaban quienes se reunieron aquí, en Estocolmo, en abril de 1889, a sólo doscientos metros de este lugar, donde se celebra el Congreso de la I.S., para crear el Partido Socialdemócrata Sueco, con el fin de exigir libertad, justicia y solidaridad.

Dos respuestas

Nuestro mundo está sufriendo un cambio radical. En un grado mayor que nunca antes, la humanidad se está haciendo consciente de que forma una unidad; de que sobrevive en conjunto o muere en conjunto; de que la época en la cual un pueblo podía buscar el bienestar para sí solo, o en la cual podía imponer su voluntad a otros por medio de la fuerza y la guerra y podía obtener ventajas de esto, está llegando rápidamente a su fin.

El fin del mesianismo

Estamos viviendo un momento verdaderamente crucial de la historia del mundo. Y como siempre sucede cuando los eventos se aceleran, los sentimientos de esperanza y de temor se confunden. Las evoluciones que experimenta el mundo comunista, dramáticas en China, prometedoras en Polonia, en Hungría y tal vez en la Unión Soviética, revelan el estancamiento en que se encuentran los regímenes que no han sabido dar a la libertad el lugar que se merece. Las reformas económicas sin la democracia son insuficientes y originan peligrosas contradicciones. Las reformas políticas que carecen de eficacia económica siempre son frágiles.

La deuda del Tercer Mundo. Nada a cambio de nuestros sacrificios

La crisis de la década del 30 fue ciertamente la última crisis de carácter global. Posteriormente, la intervención del Estado ha permitido, si no evitar, por lo menos modular las crisis. Sobre todo, después de la Segunda Guerra Mundial y aun cuando las dificultades actuales hagan temer lo contrario. De cualquier modo, la resuelta intervención del Estado a nivel nacional e internacional, ha permitido manejar situaciones delicadas. Como fue el caso de la más reciente crisis del mercado de valores, en setiembre de 1987.

La Internacional Socialista ante el nuevo milenio

El próximo decenio estará dominado por problemas que sobrepasan a los diferentes sistemas políticos. La tendencia a ir hacia una «política interior» mundial a largo plazo exigirá que los partidos socialdemócratas desarrollen una nueva comprensión del internacionalismo. Puesto que las políticas nacionales individuales tienen cada vez menor capacidad de maniobra, urge encontrar un consenso internacional. Lo cual no es fácil en absoluto. Aunque podremos salir adelante si limitamos los intereses particulares, hasta cierto punto, con los ojos puestos en una sociedad mundial fundada en la solidaridad. Ha llegado el momento de revisar profundamente el marco institucional y jurídico internacional. Uno de los puntos principales en los años 90 será determinar los poderes que se otorgarán a los organismos e instituciones regionales y mundiales, que se deben legitimar y controlar adecuadamente. No nos debemos resignar ante las dificultades.

La pobreza del Sur es inmoral

En tanto Comisión del Sur, consideramos que nuestros miembros son los pueblos y los gobiernos del Sur, pero el Sur es parte del mundo y se encuentra inextricablemente unido, económica, social y políticamente, con el Norte. Así, reconocemos - y reiteramos - que es la responsabilidad del Sur ocuparse de los problemas del Sur. Sin embargo, también reconocemos que muchas de las inmensas dificultades que enfrenta el Tercer Mundo tienen sus raíces en el Orden Económico Internacional dentro del cual operamos, y el cual es dominado y controlado por los países industrializados del Norte, individual o colectivamente.

Las esperanzas de la revolución

(Este artículo fue escrito y traducido al inglés para la revista Socialist Affairs, Londres, órgano oficial de la Internacional Socialista). Para los socialistas franceses, la Revolución Francesa es el proceso en el que se fundamenta la democracia y es por eso que las celebraciones del bicentenario deben corresponderse con la importancia que este hecho ha tenido para la historia de Francia y de la humanidad. La conmemoración de la Revolución representa un natural interés para todos aquellos que, a través del mundo, están comprometidos con los valores de la democracia, de la libertad y de los derechos humanos. Pero tiene un especial significado para los socialistas y para los partidos miembros de la Internacional Socialista.