Autor

Julius K. Nyerere

  • Nacionalidad: Kenia

ex-presidente, tercermundista

Publicaciones

Publicaciones de Julius K. Nyerere

Tema central
Nueva Sociedad NUSO 103 Septiembre - Octubre 1989

La pobreza del Sur es inmoral

En tanto Comisión del Sur, consideramos que nuestros miembros son los pueblos y los gobiernos del Sur, pero el Sur es parte del mundo y se encuentra inextricablemente unido, económica, social y políticamente, con el Norte. Así, reconocemos - y reiteramos - que es la responsabilidad del Sur ocuparse de los problemas del Sur. Sin embargo, también reconocemos que muchas de las inmensas dificultades que enfrenta el Tercer Mundo tienen sus raíces en el Orden Económico Internacional dentro del cual operamos, y el cual es dominado y controlado por los países industrializados del Norte, individual o colectivamente.

Política-Economía-Cultura
Nueva Sociedad NUSO 80 Noviembre - Diciembre 1985

Las deudas grandes son tanto una carga como un poder.

El autor, hasta hace poco presidente de Tanzania, es uno de los portavoces más calificados del Tercer Mundo y un lúcido representante del socialismo africano. Expone aquí su rico pensamiento sobre la imperiosa necesidad de construir una mayor cooperación sobre la base Sur-Sur, demuestra la inmoralidad de la transferencia de las riquezas del pobre al rico, inherentes a los actuales sistemas de comercio y finanzas, y propone medidas de urgencia: transferencia de recursos a los países pobres por medio de concesiones o préstamos a muy largo plazo y bajos intereses, no sustentados en ambiciones políticas ni ideológicas; moratoria de largo plazo en los pagos de la deuda o renegociación a largo plazo sobre la base del mutuo respeto genuino y el establecimiento de tasas de interés más realistas, y la inmediata "reforma fundamental negociada del actual orden económico internacional". Advierte que las naciones y pueblos del Tercer Mundo no pueden abandonar la lucha por su supervivencia y su libertad: "No somos tan impotentes. Todas las deudas son una carga. ¡Pero las deudas grandes son tanto una carga como un poder!" y demuestra que "si al Tercer Mundo se le impone una confrontación, entonces el Tercer Mundo podría decidir que no puede seguir retrocediendo".

Documentos
Nueva Sociedad NUSO 61 Julio - Agosto 1982

La Opción Sur-Sur

El establecimiento y la adjudicación anual del Premio Tercer Mundo, dadas las implicaciones que tiene, origina numerosas declaraciones polémicas. En primer lugar implica la afirmación de que existe algo llamado Tercer Mundo. En segundo lugar, es una afirmación de que ese Tercer Mundo está conciente de su existencia en tanto unidad diferente, y conciente también de su condición de víctima de la explotación. Y, en tercer lugar, este Premio significa afirmar que el Tercer Mundo está involucrado en los asuntos de la humanidad, y que tiene derechos al interior de la comunidad más amplia. De esta manera el Premio Tercer Mundo es una declaración de orgullo por nosotros mismos, y ratifica nuestra intención de llegar a controlar nuestro propio destino.

Artículo
Nueva Sociedad NUSO 33 Noviembre - Diciembre 1977

Educación y Liberación

El Africa, en realidad, no se ha preocupado mucho acerca del problema de la educación. Sabemos, o creemos saber, que algo llamado \"educación\" es algo bueno. Por esta razón, todos los estados africanos gastan una gran proporción de sus ingresos gubernamentales en la educación. No obstante, creo que a veces el propósito fundamental de la educación, para nosotros en el Africa, es el de convertirnos en negros europeos o en negros americanos. Digo esto, ya que nuestros sistemas educacionales muestran con claridad, que lo que realmente esperamos de la educación en el Africa, es que nos permita imitar los logros del material europeo y americano. Ese es el objetivo de nuestra actividad.

Artículo
Nueva Sociedad NUSO 24 Mayo - Junio 1976

El Tercer Mundo y la estructura económica mundial

La brecha continuará expandiéndose A menudo se nos dice que la riqueza no es sinónimo de felicidad; que la vida es algo más que logros económicos. No estoy en desacuerdo con esto; ni tampoco cuestiono la declaración de que el Producto Nacional Bruto de un país no indica la calidad de vida en él. Sin embargo, es el pudiente quien puede hacer tales declaraciones. Para el que desfallece de hambre, la calidad de vida se mide en el tener comida segura y buena. Para una mujer que ahora debe caminar millas para conseguir agua, un pozo en la aldea podría significar la vida misma.