Autor

Carlos A. Barrera

Publicaciones

Publicaciones de Carlos A. Barrera

Tema central
Nueva Sociedad NUSO 88 Marzo - Abril 1987

Del Plan Austral al shock estructural. Ajuste y desajuste en Argentina

La política de ajuste en Argentina, específicamente en su etapa "post austral": parece refugiarse en un esquema de acumulación cuyo eje estaría constituido por la fracción de propietarios agrícolas y de empresarios industriales, nacionales y extranjeros, vinculados a la economía que gira en torno a las divisas y cuya contraparte política apropiada sería un sistema parlamentarista con un primer ministro y un gabinete "fusible" que permita una política económica flexible y adaptada continuamente a los vaivenes de las relaciones económicas internacionales. Si fracasa, y esto depende del comportamiento de la nueva burguesía, otro modelo de acumulación está a la espera, que se apoyaría en el mercado interno y cuyo correlato político sería un sistema presidencialista organizado a partir de un esquema político movimientista y de partido hegemónico. La primera alternativa de acumulación plantearía una apertura gradual y orientada de la economía y requeriría necesariamente una serie de pasos previos que el gobierno parece dispuesto a dar: amnistía económica, incentivo a las exportaciones, capitalización de la deuda externa, reforma financiera y nuevos acuerdos internacionales. Se analizan someramente las caracteristicas y posibles consecuencias de estas medidas.

Coyuntura
Nueva Sociedad NUSO 88 Marzo - Abril 1987

Integración: acuerdos de cooperación argentino-brasileños

En julio de 1986, los presidentes de Argentina y Brasil acordaron firmar 12 protocolos que marcan el inicio de un proceso de integración de características peculiares e inéditas para América Latina, apagando por fin la llama de la hipótesis de conflicto entre ambos países, mantenida por mucho tiempo por sectores militares y algunos civiles de las dos nacionalidades. Las tristes experiencias políticas que tanto Argentina como Brasil han vivido inmediatamente antes de los actuales gobiernos democráticos, repercutieron en la conciencia colectiva de los dos pueblos y de la mayoría de sus dirigentes políticos que parecen haber comprendido que la paz y el progreso están disociados de las dictaduras, internamente represivas y externamente beligerantes.

Tema central
Nueva Sociedad NUSO 79 Septiembre - Octubre 1985

Del gradualismo al Shock. ¿Es Válido el Plan Alfonsín para América Latina?

El nuevo modelo económico argentino comprende un plan de shock lanzado por el gobierno el 14 de junio, un conjunto anexo de políticas complementarias cuyas principales características y sus inminentes obstáculos son analizados en las dos primeras secciones de este estudio. En su conjunto, el modelo tiene la originalidad de combinar instrumentos y objetivos derivados de concepciones económicas disimiles, pero parece conservar la tradición de hacer recaer los mayores costos sociales en la clase trabajadora. La viabilidad política del modelo queda supeditada a la posibilidad de poder salvar formidables obstáculos derivados de los desafíos económicos que implican la simultaneidad de congelar y vigilar precios y salarios; de reducir el gasto público y aumentar la presión tributaria; de soportar la recesión económica pagando la deuda externa y aumentar las exportaciones e inversiones. Cuando el nuevo modelo afronte sus primeras pruebas de resistencia comenzarán a resquebrajarse los transitorios apoyos políticos y le tocará al gobierno capear un fuerte temporal. Por último, se realiza un somero análisis de coherencia técnica de cada uno de los submodelos (el monetario-financiero, el del sector externo, el del sector público y el de producción), donde se subraya la necesidad de que los ajustes monetarios y financieros se combinen con ajustes en el aparato productivo, tal como opinaba ya en 1929 John Maynard Keynes con respecto al problema del pago por parte de Alemania de las reparaciones de guerra.

Política-Economía-Cultura
Nueva Sociedad NUSO 75 Enero - Febrero 1985

Argentina: Ardua Democracia

El primer año de democracia argentina es motivo de un balance analítico del funcionamiento de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, como así también de una evaluación de la situación económica, política y sindical y de la política exterior del país. El presidente Raúl Alfonsín, quien conserva una gran popularidad y estima, se encuentra acuciado por graves problemas económicos y financieros; acechado por los militares, contraatacado por la extrema derecha política, y saboteado por funcionarios del proceso militar que aún permanecen en la administración pública. Un latente conflicto entre el poder legislativo y el judicial; un funcionamiento vacilante del poder ejecutivo; una actitud temerosa en el área de la justicia militar y una política económica que no pudo terminar con la "bicicleta financiera" ni alcanzar objetivos mínimos, constituyen los factores analizados que inclinan el fiel hacia el lado negativo. En cambio, el ámbito cultural y de la información, el de los derechos humanos y las libertades públicas y el de la política exterior muestran notorios avances muy auspiciosos. En el ámbito sindical la democracia parece avanzar con muchas dificultades mientras que en la estructura política, la confusa situación del peronismo en aparente tránsito de un movimiento a un partido y el probable intento radical de auspiciar la constitución del "tercer movimiento": dibujan un horizonte aún difuso.