Política-Economía-Cultura

Argentina: Ardua Democracia

El primer año de democracia argentina es motivo de un balance analítico del funcionamiento de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, como así también de una evaluación de la situación económica, política y sindical y de la política exterior del país. El presidente Raúl Alfonsín, quien conserva una gran popularidad y estima, se encuentra acuciado por graves problemas económicos y financieros; acechado por los militares, contraatacado por la extrema derecha política, y saboteado por funcionarios del proceso militar que aún permanecen en la administración pública. Un latente conflicto entre el poder legislativo y el judicial; un funcionamiento vacilante del poder ejecutivo; una actitud temerosa en el área de la justicia militar y una política económica que no pudo terminar con la "bicicleta financiera" ni alcanzar objetivos mínimos, constituyen los factores analizados que inclinan el fiel hacia el lado negativo. En cambio, el ámbito cultural y de la información, el de los derechos humanos y las libertades públicas y el de la política exterior muestran notorios avances muy auspiciosos. En el ámbito sindical la democracia parece avanzar con muchas dificultades mientras que en la estructura política, la confusa situación del peronismo en aparente tránsito de un movimiento a un partido y el probable intento radical de auspiciar la constitución del "tercer movimiento": dibujan un horizonte aún difuso.

Argentina: Ardua Democracia