Coyuntura

Una pequeña parte de la lucha

La extensa defensa que hace Carlos Vilas de las instituciones financieras extranjeras y de sus beneficiarios latinoamericanos, como también sus argumentos críticos sobre los intelectuales revolucionarios de las décadas del 60 y 70 forma parte de una vasta polémica que incluye un débilmente velado ataque personal contra izquierdistas no latinoamericanos que escriben (y trabajan) en América Latina. Los «intelectuales de protocolo» es una categoría amorfa que, aparentemente para Vilas, incluye a los intelectuales pro-soviéticos, a los invitados extranjeros a las sociedades revolucionarias y a comentaristas acríticos de las sociedades revolucionarias, ninguno de los cuales es relevante en mi ensayo.

Una pequeña parte de la lucha