Tema central

Tragedia y razón

Los efectos económicos y políticos del ataque terrorista de septiembre de 2001 apresuraron una serie de cambios que ya venían perfilándose en la economía internacional. Básicamente, el abandono de las recetas neoliberales que favorecían a los sectores financieros globales, y la readecuación de paradigmas neokeynesianos, que apuntan a fortalecer los sectores económicos productivos. A la vez, el mundo que parece surgir de una mayor hegemonía norteamericana, lleva a pensar que las tragedias derivadas de las catástrofes son siempre las peores.

Tragedia y razón