Socialdemocracia: Pro y Contra

Socialdemocracia y socialismo democrático en Latinoamérica

Con frecuencia las disputas ideológicas más recientes en el seno de los movimientos de izquierda, tanto en España como en América Latina, tienen una base inapropiada en el uso poco acertado, polémico, irreflexivo y tenaz de ciertas denominaciones y conceptos. El de "socialdemocracia" y "Socialdemócrata" ha llegado a adquirir tales connotaciones que más bien parece un arma arrojadiza y supuestamente "mortal", capaz de hacer palidecer al mas pintado o colorado. Si de este país pasamos a observar y analizar lo que ocurre en América Latina, la situación puede rayar con la insensatez. El concepto "Socialdemócrata" y la propia realidad que ha solido encubrirse con él han tenido una historia bastante malparada y repleta de confusiones. Los partidos socialdemócratas, nacidos en torno a la 11 Internacional, sostuvieron una rotunda y prevalente connotación marxista, difícilmente discutible. Que ese "marxismo", a veces titulado ortodoxo fuese en realidad una traducción deformada y bastante deficiente del discurso original, tan complejo como rico en matices, de Marx, sólo pudo ser comprobado mucho más tarde, cuando ya habían tenido lugar el revisionismo de Lenin y la fijación economicista-determinista de Kautsky. Uno y otro, sin embargo, hasta la revolución soviética, siguieron empleando y manejando el término "socialdemocracia" sin el menor resabio.

Socialdemocracia y socialismo democrático en Latinoamérica