Tema central

Sindicalismo libre: ¿De qué? El instituto americano para el desarrollo del sindicalismo libre

El movimiento sindical norteamericano siempre ha considerado a la América Latina y el Caribe como un campo de interés especial. Después de la revolución cubana y en medio de un antinorteamericanismo creciente a través del continente, la AFL­CIO creó en 1962 el Instituto Americano para el Desarrollo del Sindicalismo Libre (AIFLD) como su brazo político principal en América Latina. Desde entonces, este Instituto ha llevado adelante la política de la AFL-CIO de promover en los sindicatos orientaciones procapitalistas. Su énfasis en combatir a aquellos que no favorecen a las corporaciones ni las inversiones norteamericanas, lo ha llevado a apoyar a los regímenes militares de derecha, al margen de sus políticas hacia los sindicatos y la clase obrera. Esto se desprende de las acciones del Instituto en lugares tales como Argentina, Brasil, Chile o la República Dominicana. El Instituto realiza programas masivos de educación, así como también una serie de proyectos sociales. También es altamente sospechoso de a veces encubrir operaciones clandestinas. Ultimamente, el Instituto redujo sus actividades presionado por los movimientos sindicales nacionalistas. Actualmente parece concentrarse más en los alrededores de la Cuenca del Caribe y trabajar mayormente entre los campesinos y trabajadores agrícolas. Uno de sus principales programas lo realiza en El Salvador, donde ayuda a administrar la reforma agraria, prestando muy poca atención a los sindicatos. Esta y otras acciones han provocado crecientes protestas entre los sindicatos norteamericanos.

Sindicalismo libre: ¿De qué? El instituto americano para el desarrollo del sindicalismo libre