Artículo

Portugal, país en crisis

1. Un cuadro de miseria Según el último informe de la OCDE del septiembre de 1972, el ritmo de expansión de la economía portuguesa ha sufrido, en 1971, un claro retroceso. Los objetivos globales del III plan de fomento no fueron logrados y están lejos de eso. La cuota media de crecimiento de los últimos años - 6 % en volumen del PNB - pasa apenas ligeramente las cuotas registradas en los países altamente industrializados. Pero en 1971 alcanzaron solamente el 5 %, lo que es bastante bajo para un país en vía de desarrollo. De esta manera, las diferencias que separan a Portugal de los países industrializados de Europa, se van agrandando. El número de ofertas de empleos en los sectores de producción y las recompensas concedidas, eran insuficientes para frenar el volumen de emigración que continua siendo alarmante. ¡Exactamente 160.000 portugueses abandonan Portugal cada año! (Número de la OCDE, bajo cifras reales en 1970, 180.065 y en 1971, 151.197). Casi un millón y medio en los últimos diez años, para una población de nueve millones de habitantes. Por eso, la población portuguesa decreció: en 1970 fueron registrados 8.949.000 a cambio de los 9.583.000 en 1969. (Véanse los informes de la OCDE sobre Portugal, de septiembre de 1971 y septiembre de 1972).

Portugal, país en crisis