Análisis

La utopía del No-Trabajo

Desde hace milenios, los hombres han tenido que trabajar para asegurar la reproducción del género humano y de las sociedades en que han vivido. Ahora, por primera vez, existe la posibilidad de que el trabajo no constituya una necesidad social sino, tal vez, un impulso individual de creación, o de asumir desafíos intelectuales, o de participación. Se trata de la sociedad del No-Trabajo, una sociedad radicalmente diferente de todas las conocidas, en la cual los seres humanos podrán dedicarse libremente a desarrollar todas sus potencialidades físicas y espirituales, y sus capacidades de disfrute individual y colectivo, en el corto lapso de la vida humana.

La utopía del No-Trabajo