Artículo

La cooperación económica entre países en desarrollo. Necesidad de un diálogo sur-sur

LA PERSPECTIVA PARA 1982 A partir de julio de 1981 se ha iniciado un proceso recesivo en la economía mundial. Los observadores coinciden en que la recesión continuará durante buena parte de 1982 y algunos presagian el comienzo de una depresión de caracteres similares a aquella de los años 1929/1932. Las previsiones para 1982 no son optimistas. El grupo del Chase Econometrics, una subsidiaria del Banco Chase Manhattan de Nueva York señala en un informe emitido el 29 de enero de 1982 que si bien la economía mundial ha de recuperarse este año, subsistirán graves problemas, como ser las tasas de interés en los Estados Unidos continuarán siendo porfiadamente altas; el desempleo en Europa Occidental llegará a nuevos récords desde la posguerra; Japón se verá obligado a iniciar nuevas ofensivas exportadoras; el problema de la enorme deuda externa del Tercer Mundo continuará creciendo debido a que los precios de los productos básicos seguirán bajos por lo menos durante dieciocho meses más; y en general continuará la inestabilidad en los mercados.

La cooperación económica entre países en desarrollo. Necesidad de un diálogo sur-sur