Artículo

El socialismo como un proceso de experimentación social

Nada más difícil que solicitar tolerancia cuando todos se preparan para un enfrentamiento. Sin embargo, si queremos realmente cambiar viejos hábitos polémicos y ser capaces de proyectar y luego construir una sociedad, sobre bases humanas distintas, nos será preciso no solo aceptar la pluralidad de opiniones en el seno de nuestra comunidad sino, incluso, mejor aún: desearla. En esa dirección se encaminan estas reflexiones: un proyecto de sociedad y de socialismo, tendrá en el debate del presente, tanto en sus contenidos como en sus formas, los elementos que determinarán su fracaso o su éxito en el futuro.

El socialismo como un proceso de experimentación social