Aportes

El paradigma de la sociedad de trabajo

Para liberar y modernizar los gigantescos yacimientos de trabajo precapitalistas hay que comenzar planteando la necesidad política de suprimir las relaciones sociales de propiedad y poder arcaicas que sostienen la pobreza y la exclusión. Son relaciones sociales concretas: las rentas precapitalistas del suelo rural y urbano, los monopolios de comercialización y crédito, las relaciones de trabajo basadas en variadas formas de servidumbre y esclavitud, el bloqueo a la capacitación y la educación y la inaccesibilidad a los servicios de salud y seguridad social. Sin embargo, la historia contemporánea está llena de experiencias populistas conservadoras o estadocráticas que han fracasado en sus intentos por cambiar esta realidad saltando por encima de la historia. Aunque la utopía milenarista es políticamente movilizadora, también es productivamente inviable.

El paradigma de la sociedad de trabajo