Tema central

El mapa movedizo

Debo a dos coincidencias mi iniciación en el Número. La primera ocurrió en una calle junto al Templo Mayor. Me distraje viendo el trabajo rápido, casi frenético, de los obreros que abrían una zanja. Gruesas paletadas de tierra salían a la calle. Pensé que se trataba de una maniobra para inyectar cemento al subsuelo y compensar el hundimiento de la ciudad. Vi la excavación hasta que una paletada cubrió mis zapatos. Me quedé absorto: bajo el polvo había un resplandor iridescente. En efecto, una flecha de obsidiana.

El mapa movedizo