Foro Latinoamericano

De cronos, política y buen sentido. 1972-1996: un modelo para armar

Rigurosos, la visión de los observadores contemporáneos, en nuestro asunto, protagonistas, es el último peldaño de una escalera de interpretaciones, que baja en dirección al suceso. Su primer peldaño es el sistema de referencias de la narración histórica, que no puede ser independiente del horizonte de expectativas sociales. En mi caso personal, la cronología de Nueva Sociedad confunde todos los planos. Actor, cronista, historiador. El escenario, los avatares de un oficio a la defensiva, la obsesión por el poder político y la búsqueda del buen sentido. Pero vayamos por partes... Había una vez la idea de toda la historia. Estructuras, coyunturas y acontecimientos sincronizaban en un perfecto mecanismo de relojería cuyos secretos sólo se revelan a la ciencia de la sociedad. Una ambición holística que explicaba y sujetaba la universalidad. Luego vinieron los sistemas mundiales, los números, las series y las curvas.

De cronos, política y buen sentido. 1972-1996: un modelo para armar