Tema central

Cristianismo y lucha de clases

En este ensayo crítico se examinan los antecedentes de la denominada "Teología de la Liberación" insertada como parte de un proceso renovacionista que ha fermentado durante largo tiempo en el interior de la Iglesia, con expresiones diversas, sin trascender al mundo de los creyentes, salvo la notoriedad alcanzada por el sabio jesuita Teilhard de Chardin con su teoría de la evolución ortogenética y cristológica, recusada por la Iglesia, declarándose interdictas todas sus obras. Se analizan las condiciones que han permitido que la "Teología de la Liberación" fuera debatida extramuros de la Iglesia y, al mismo tiempo, fuera desarrollándose ecuménicamente, no obstante el cauteloso rechazo por parte de la jerarquía vaticana. La "Teología de la Liberación" por los antecedentes históricos de orden eclesiástico y la situación económica política, y social que caracteriza a Latinoamérica, donde existe al presente casi más de un tercio del total de los creyentes con que cuenta la Iglesia católica, es considerada por el autor de este ensayo como la expresión de la lucha de clases en términos teológicos y asimismo sociales que se da dentro y fuera con pretensiones ecuménicas contra la Iglesia tradicional, enarbolándose la bandera del evangelio como la opción de los pobres con el establecimiento de Iglesia como propia procurándose, al mismo tiempo, el reemplazo del régimen capitalista por una sociedad más justa.

Cristianismo y lucha de clases