Desafíos y respuestas ante la crisis (65 / Marzo - Abril 1983)
Revista
Nueva Sociedad NUSO 65 Marzo - Abril 1983

Desafíos y respuestas ante la crisis

Nueva Sociedad ha querido, en esta ocasión, tratar las alternativas que se plantea la comunidad política y científica latinoamericana para enfrentar la aguda crisis mundial que está afectando el destino de los pueblos en sus relaciones económicas y políticas. Solo mediante profundos cambios en el actual modelo se podrá superar la crítica situación existente. Además, es perentorio que Latinoamérica adopte posiciones y estrategias comunes y profundice y amplíe los procesos de integración y cooperación económicas intralatinoamericana a fin de mejorar su capacidad negociadora, principalmente frente a los problemas con Estados Unidos.

Análisis de coyuntura

Centroamérica: El Papa en tierra de nadie

Un dictador adepto a una secta protestante que fusiló a seis personas en vísperas de la llegada del Papa, un conato de atentado comandado por un iraní, una guerra fronteriza que dejó, durante el curso de su visita, un saldo de decenas de muertos, un gobernante que lo recibe con un violento discurso antimperialista: Son algunos de los capítulos de la más insólita, arriesgada y política de las giras papales, la de Juan Pablo II por Centroamérica. Los riesgos que se corrían no eran sólo para el Papa. Llegaba a un continente totalmente desestabilizado, donde el destino de sus naciones parece marchar por el filo de la navaja, con una dualidad de poderes entre los regímenes de derecha y las guerrillas de izquierda, o a la inversa en un país como Nicaragua - con un gobierno de izquierda amenazado por la ofensiva de la derecha. En esta tierra de nadie, un remezón como el que ocasionó la llegada del Papa, con la consecuente conmoción multitudinaria, bien podía inclinar la situación hacia un lado o hacia el otro. En medio del polvorín centroamericano, la visita del controvertido Juan Pablo II parecía una peligrosa mecha.

Chile: ¿Temblores o terremotos?

En la coyuntura político-económica chilena se reflejan profundos movimientos tectónicos. El cuadro actual de fuerzas y sus perspectivas está dinamizado no sólo por la recomposición general de las expresiones político-sociales y sus alianzas, sino por el acelerado agotamiento del modelo de acumulación implementado a partir del golpe militar de 1973 por la dictadura de las FFAA en Chile, que está en la base de esa recomposición.

La crisis de Venezuela: Del desastre al desafío

Después de varias décadas de vivir la falsa prosperidad del petróleo, Venezuela ha caído en una crisis avisada y pronosticada que a pesar de todos los malos presagios abre una nueva era, la verdadera consolidación de la democracia - sin el factor del oro negro - por la capacidad y sacrificio de los propios venezolanos. \"El petróleo nos trajo bienes y males\" - escribió recientemente Arturo Uslar Pietri, el principal intelectual del país -. \"Esta pudiera ser la ocasión de curarnos para siempre de los males de imprevisión y la dispendiosidad que nos trajo\". Durante años, los gobernantes venezolanos se negaron a reconocer que algún día llegaría el fin de la prosperidad petrolera. Nadie pensó que iba a ser precisamente, apenas una década después del gran salto de los precios de dos dólares por barril a veinte y treinta dólares. Las crisis por la guerra del Yom Kippur (1973) y el derrocamiento del Sha de Irán por el triunfo de la revolución islámica del ayatola Jomeini (1979) desencadenaron las tremendas alzas petroleras.

República Dominicana: ¿Una democracia frágil?

Después de dos consultas electorales cuyos resultados manifiestan la aspiración por cambios sociales y la búsqueda de esquemas políticos diferentes, capaces de producir un reordenamiento de la vida nacional, República Dominicana ha dado algunos pasos adelante, pero la impresión más generalizada es que no han sido tantos como son necesarios y ni todos los que las circunstancias han permitido. Después de 30 años de dictadura y aislamiento internacional en que Rafael Trujillo prácticamente mutiló el desarrollo político y trastocó toda la estructura social del país, han pasado poco más de dos décadas.

Controversia

El Partido Socialista de Chile: ¿Recuperación o renovación de su identidad?

El Partido Socialista de Chile (PSCH) ha cumplido cincuenta años de existencia. La conjunción de diversas corrientes ideológicas de avanzada, de viejos luchadores con la juventud estudiantil y obrera, dieron vida el 19 de abril de 1933 a esta organización política No se trata aquí de profundizar en el itinerario histórico del partido, pero sí de resaltar que el socialismo chileno se caracterizó desde su fundación, según es reconocido, por "la asimilación creadora de los valores revolucionarios universales, situándose con lucidez en el marco histórico-cultural de América Latina, para incorporar al proyecto socialista las tradiciones nacionales y populares progresistas del continente". De esta forma, siempre ha tratado de conjugar la teoría y la realidad, rechazando la aplicación mecánica de la ideología y aceptando, por el contrario, "como método de interpretación de la realidad, el marxismo, enriquecido y rectificado por todos los aportes científicos del constante devenir social". El partido considera que la doctrina socialista "no es un conjunto de dogmas estáticos, sino una concepción viva, esencialmente dinámica, que expresa en el orden de las ideas políticas las tendencias creadoras del proletariado moderno..."

Libros y autores

Sociedad, Política e Historia

Wolfgang Mommsen Editorial Alfa, Colección Estudios Alemanes, 1981 /332 páginas Max Weber es considerado como uno de los fundadores de la ciencia sociológica, junto a Emilio Durkheim y Wilfredo Pareto Wolfgang Mommsen profesor de Historia Moderna en la Universidad de Dusseldorf, realiza en este libro un medular estudio de la obra weberiana, contraponiéndola en sus rasgos esenciales al pensamiento de Carlos Marx. No se ignora que entre ambos pensadores existen ostensibles diferencias; Weber se distingue por su concepción individualista, elitesca y liberal de la sociedad y defiende apasionadamente el concepto de un Estado autoritario y cerrado que se impone desde lo alto a los individuos.

Política-Economía-Cultura

Democracia y Populismo

Cada ideología política tiene su propia concepción y su propia visión de la democracia. La democracia es, en este sentido, una categoría ideológica. Esto explica lo que alguna vez escuché decir al profesor Jaguaribe: que \"a lo largo de la historia, a pesar de que la democracia fue una excepción y no una regla en la organización de los pueblos, se dieron democracias elitarias, propias de las clases dominantes, y democracias de las masas populares, pasando por democracias de las clases medias\".

De significaciones y sinonimias en una historia de la izquierda

El intento de historiar cualquier movimiento (político, cultural, religioso) debe lógicamente comenzar por la definición del término o los términos que lo engloban. Esto es particularmente arduo y necesario en lo relativo al término \"izquierda\" en política, a la vez por lo reiterado de su empleo y la diversidad, por no decir ambigüedad, de sus significaciones.

El legado del marxismo y las tareas del socialismo democrático en nuestro tiempo

En estos días son varias las oportunidades en que nos vemos obligados a reanalizar los hechos que se dieron en Alemania hace ya cincuenta años y ver cuáles han sido sus efectos. En medio de la miseria y la vileza, los socialdemócratas de Berlín invitaron a una ceremonia con motivo de los cincuenta años del fallecimiento de Carlos Marx, precisamente para la noche del 27 de febrero, sin poder anticipar que esa misma noche ardería el Congreso (Reichtag) ni lo que sucedería después. En el repleto Palacio de los Deportes tocaría a Friedrich Stampfer, redactor jefe del periódico \"Vorwaerts\", pronunciar el discurso inaugural. En sus memorias podemos leer: \"Comencé por explicar la diferencia que hay entre un marxista y un antimarxista. Para ser marxista es necesario saber muchísimo, para ser antimarxista no hace falta saber nada\". Y sigue Stampfer: \"La hilaridad que provocó este comentario fue interrumpida por la voz de mando del vigilante: - ¡Se disuelve la asamblea! -. Una explosión masiva de ira siguió a esta provocación. Con el personal auxiliar tengo que formar una cadena para proteger al funcionario. En el gran espacio cerrado sonaba como un coro la protesta: ¡Abajo Hitler! ¡Maten a golpes a ese perro. . . !\".

La mujer en la lucha del pueblo boliviano: Las Barzolas y el Comité de amas de casa

El estudio de movimientos políticos y sociales de mujeres en América Latina está cobrando importancia luego de un largo período en que la problemática femenina fue considerada, desde todo punto de vista, poco relevante. Durante varios años las tendencias dominantes en las ciencias sociales orientaron las investigaciones hacia otras direcciones, bloqueando el conocimiento real de este tipo de expresiones políticas y sociales. A nivel político, tampoco su participación fue motivada por los partidos tanto de izquierda como de derecha. Sin embargo, actualmente se percibe interés por explicar y motivar estos aspectos esenciales de la dinámica social, y es en este marco que los movimientos sociales de mujeres son tratados como expresiones importantes de la lucha de clases y de la historia de nuestros pueblos. Este interés no es casual, se debe a la creciente importancia de estos movimientos en América Latina y en especial en Bolivia.

Mensaje de Nueva Delhi. La tierra nos pertenece a todos

La 7ª Conferencia Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (NOAL), celebrada recientemente en Nueva Delhi (7/12 de marzo), puso de manifiesto la unidad, cohesión y vitalidad de esa agrupación que ya cuenta con 101 naciones miembros. En la sesión inaugural se produjo por aclamación la designación de Indira Gandhi, primera ministra de la India, como presidenta del NOAL, a propuesta del presidente saliente, comandante Fidel Castro. La Declaración Final, aprobada en la 7ª Reunión, destaca que el NOAL constituye parte integrante de los profundos cambios generales en la estructura de las relaciones internacionales. Luego remarca que \"la quintaesencia de la política de no alineación ha consistido siempre en la lucha contra el imperialismo, el colonialismo, el neocolonialismo, el apartheid, el racismo, incluido el sionismo, y todas las formas de agresión, de ocupación, dominación, ingerencia o hegemonía extranjeras, así como contra las políticas de las grandes potencias y alianzas que tienden a perpetuar la división del mundo en bloques\".

Política de Estados Unidos hacia Centroamérica: Una alternativa democrática

Nosotros consideramos que el curso de la política exterior de Estados Unidos hacia Centroamérica debería ser modificado. El excesivo acercamiento de la administración Reagan no fomenta la paz ni la democracia, sino más bien aumenta la polarización y la radicalización. Desde enero de 1981, la brutalidad de la guerra civil se ha intensificado en El Salvador y Guatemala, la amenaza de guerra entre Guatemala y Honduras ha aumentado, en cierto modo, a causa de las acciones de Estados Unidos, y los elementos democráticos y moderados han perdido influencia en Nicaragua y en toda la región. Ni la \"diplomacia pasiva\" que respeta los derechos humanos, ni las dosis masivas de ayuda militar han logrado cumplir los objetivos propuestos.

Vivimos una época de grandes temores y de grandes esperanzas

Resolución del 16º Congreso de la Internacional Socialista Willy Brandt fue reelegido presidente de la Internacional Socialista en el 16º Congreso de la organización realizado en Albufeira, Portugal, los días 7 al 10 de abril de este año. La secretaría general pasó a ser ejercida por el dirigente del Partido Socialdemócrata de Finlandia, Pentti Vaeaenaenen, quien reemplaza al sueco Bernt Carlsson. Al clausurar el Congreso, todavía bajo la conmoción producida por el asesinato del dirigente de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Isam Sartawi, Willy Brandt dijo: \"El final fue sombrío, pero cumplimos con nuestra obligación\". Por su parte, Felipe González, presidente de España, había declarado ante los delegados: \"Tenemos que alzar nuestra voz para decir basta a tanta violencia\".

Tema central

América Latina: Vulnerabilidad externa y seguridad económica regional

El desarrollo latinoamericano está en crisis. Los desequilibrios estructurales de la economía mundial se han agudizado en los últimos años y han ocasionado una erosión del marco internacional en el cual los países de América Latina han conducido tradicionalmente sus relaciones económicas externas. Esto se ha traducido en una crisis del modelo de desarrollo adoptado por esos países, que ha puesto de manifiesto su vulnerabilidad externa y planteado la necesidad de fortalecer la seguridad económica de la región.

Bases para una estrategia de seguridad e independencia económica de América Latina

En su VIII Reunión Ordinaria, celebrada en Caracas, del 16 al 25 de agosto de 1982, el Consejo Latinoamericano del SELA [[*]] aprobó, entre otras decisiones, la número 113 referente a la "Seguridad Económica Regional". La decisión del Consejo Latinoamericano crea un mecanismo de consulta, coordinación y acción que permitirá a los Estados de la región ejercer su solidaridad en forma rápida y efectiva en el caso de que intenten aplicar medidas económicas coercitivas por parte de terceros países contra cualquiera de ellos. Asimismo, la Decisión pone en marcha la preparación de una estrategia orientada al fortalecimiento de la seguridad económica regional en campos tales como el comercio, el financiamiento externo, los seguros y reaseguros, el transporte internacional, la tecnología y la autosuficiencia alimentaria, con el fin de reducir la vulnerabilidad externa de la región. La formulación y desarrollo de esta estrategia tiene como base un documento preparado por la Secretaría Permanente del SELA, titulado "Bases para una Estrategia de Seguridad e Independencia Económica de América Latina", cuyo texto se resume en estas páginas, acompañado de una introducción al tema realizada por el Secretario Permanente del SELA, Embajador Carlos Alzamora. (Nota de la Redacción)

El SELA como instrumento político para sus estados miembros

La aguda crisis de la economía mundial y, de modo particular la crisis de los grandes centros de poder que desde la II Guerra Mundial dictan las normas y señalan los cauces por donde deben andar o no andar las relaciones económicas entre sí, y entre ellos y el resto del mundo en desarrollo, es momento propicio para la reflexión y para el análisis ponderado no sólo sobre el orden económico universal, sino también sobre el destino de todos los pueblos afectados por este sistema mundial de relaciones económicas y políticas. La situación es tan grave que debemos reflexionar con ánimo tranquilo, sin que esto impida reiterar que en múltiples ocasiones - y como una prédica en el desierto de la inflexibilidad y de la incomprensión - muy autorizadas voces de los países en desarrollo han advertido que sin una reforma de este orden mundial no habrá manera racional, ni equilibrada de superar este conflicto que adquiere cada día características más dramáticas. Y lo es tanto más en la medida en que es posible contrastar las advertencias, los reclamos de reforma, las propuestas de revisión, con el curso inmodificable de los hechos y de las decisiones económicas de los grandes países industrializados. Así podríamos intentar, a manera de ensayo ilustrativo, una cronología contrastada de lo que ha venido ocurriendo en la economía mundial y de las reformas propuestas en cada momento por los países en desarrollo. Este contraste sería cuando menos útil. No cometeríamos la impertinencia de sostener que hemos tenido razón siempre o que somos, en el Tercer Mundo o en la América Latina, portadores de una verdad absoluta.

El SELA: Un nuevo marco para las relaciones con Estados Unidos

El Sistema Económico Latinoamericano (SELA), único foro de concertación exclusivamente regional y expresión de la voluntad política de los 26 Estados soberanos de Latinoamérica, busca constituirse en eje de una diferente relación con Estados Unidos a fin de alterar un modelo de articulación altamente dependiente y esencialmente vulnerable, que ha beneficiado en forma preferencial los intereses norteamericanos. Las modalidades y la rapidez de estos cambios dependerán del compromiso real que asuman los países y de la capacidad de inducir modificaciones en la posición norteamericana. Las bases del proceso ya se definieron en la ratificación por parte del Consejo Latinoamericano de la Declaración de Panamá en agosto de 1982. Corresponde ahora su puesta en marcha en el marco de esta nueva organización regional.

La crisis económica mundial y las opciones de América Latina

El SELA, el único órgano político de coordinación y consulta económica de la región, no podía menos que conmoverse, al unísono con la América Latina, frente a los difíciles momentos que atravesó la región a raíz de hechos por todos conocidos, que han golpeado fuertemente a una nación hermana. Por primera vez y por dolorosas razones, la región apreció hasta que punto en difíciles momentos, queda librada a sus propias fuerzas y a su capacidad de respuesta colectiva. Este fenómeno puso a la América Latina frente a una crisis política, económica y de ubicación en la política mundial que debe llevar a reflexiones serenas y a descubrir, al igual que en el signo chino, que al lado de los peligros de la crisis también se abren oportunidades.

La estrategia del SELA es históricamente valedera para el futuro latinoamericano

Los temas tratados en la VIII Reunión Ordinaria del Consejo Latinoamericano del SELA revisten especial significación en la historia de las relaciones económicas de América Latina y vigorizan el papel de este foro genuinamente latinoamericano de cooperación, coordinación y consulta de la región. América Latina ha iniciado una etapa de reflexión y toma de conciencia sobre la necesidad de emprender una estrategia de seguridad económica regional tendiente a reducir la dependencia y vulnerabilidad externa, principalmente a través del fortalecimiento e intensificación de la cooperación e integración económica regional. Ello constituye, junto a la condena a la coerción económica como principio adoptado por toda la América Latina, una conclusión que colma las expectativas puestas sobre esta primera reunión celebrada por el Consejo del SELA después de la crisis del Atlántico Sur.

La independencia económica de América Latina como problema multinacional

La respuesta de los países latinoamericanos a la agresión militar y económica de que fue víctima la República Argentina por parte de los países capitalistas desarrollados durante el conflicto de las Malvinas, no fue uniformemente solidaria y careció de eficacia incluso en el frente diplomático. En términos prácticos, Argentina quedó aislada y desasistida durante el conflicto, en tanto que la potencia agresora directa, Inglaterra, tuvo toda clase de apoyo y asistencia. Por supuesto, los intereses estratégicos de los Estados Unidos prevalecieron sobre sus relaciones interamericanas, por lo que la \"buena vecindad\" y el pregonado sistema de defensa continental quedaron en este caso como \"papeles mojados\". Ambos artificios funcionaron en el pasado, con dolorosa frecuencia, para sostener o implantar regímenes tiránicos contra la voluntad de los pueblos latinoamericanos. Parece más difícil que puedan funcionar ahora para destruir los procesos de liberación y transformación que se desenvuelven en algunos de nuestros países.

La nueva estrategia latinoamericana

La adopción por la VIII Reunión Ordinaria del Consejo Latinoamericano del SELA de una Estrategia de Seguridad e Independencia Económica para América Latina en agosto de 1982, a poco tiempo de los sucesos de las islas Malvinas, nos parece un hecho de enorme importancia, pues por primera vez se busca una armonización de las políticas internacionales de los países latinoamericanos para movilizar el \"potencial conjunto de acción y de apoyo recíproco para hacer frente a amenazas de coerción económica\". La estrategia adoptada por el Consejo Latinoamericano incluye un diagnóstico de la situación y un programa de acción. Haremos un comentario breve acerca de estas dos materias.

La seguridad alimentaria: Un desafío para América Latina

El problema de la seguridad alimentaria se destaca cada vez más como uno de los principales desafíos a escala mundial. La producción de alimentos durante los últimos años sólo ha aumentado en forma marginal, siendo ésta inferior al nivel que se considera necesario. En este marco mundial, la situación de América Latina en su conjunto es inquietante. En términos globales, la región ha disminuido su autosuficiencia en materia de producción de alimentos y productos agrícolas, al mismo tiempo que persiste y se agudiza el pertinaz problema de la subnutrición en grandes sectores de la población latinoamericana.

Los intereses de los países desarrollados y el desarrollo de américa Latina

Las graves consecuencias de la gran depresión mundial de los años 30 sobre las economías latinoamericanas nos impulsaron a explorar nuestro propio y autónomo camino de desarrollo, sustentado en la industrialización hacia adentro, puesto que no se concebía la industrialización orientada hacia afuera, ni entonces, ni durante la Segunda Guerra Mundial y su secuela de trastornos.

Terminar con la estrategia que nos desintegra

La VIII Reunión Ordinaria del Consejo Latinoamericano del SELA aprobó, en agosto de 1982, un documento titulado: \"Bases para una Estrategia de Seguridad e Independencia Económica de América Latina\". Sobre el particular me permito hacer los siguientes comentarios, a la vez que formular sugerencias y reflexiones. El origen de este documento surgió de \"la Reunión de Representantes de Alto Nivel convocada para considerar las medidas económicas coercitivas que un grupo de países industrializados aplicó contra Argentina\" a raíz del conflicto de las Malvinas. Sin embargo, no buscaba encontrar medidas concretas en favor de ese país porque para ello está el Comité de Acción constituido en favor de la República Argentina...