Artículos

Creación de un contrapoder sindical frente a las compañías transnacionales

LAS TRANSNACIONALES: ¿UNA RAZA ESPECIAL? Existen, por lo menos, cuatro interpretaciones diferentes de lo que es el fenómeno de las compañías transnacionales. Así tenemos la interpretación neoimperialista, según la cual el Estado nacional y su política exterior se convierten simplemente en herramientas del afán de lucro y/o expansión de las compañías. Luego tenemos a los neomercantilistas que afirman lo contrario, diciendo que las compañías transnacionales (CTN) se están convirtiendo en instrumentos de las políticas de seguridad e intereses nacionales.

El conflicto de Malvinas: Algunas consideraciones sobre sus efectos en el marco regional e internacional

INTRODUCCION Aún cuando en algunos círculos de los países industrializados se pretenda minimizar su impacto, el conflicto de las Islas Malvinas [[*]], señala algunas de las características reales del régimen internacional contemporáneo en cuanto corresponde a las relaciones, entre los países industrializados y el mundo en desarrollo. De igual manera, este conflicto presenta también en los planos político, económico y estratégico involucrados nuevos factores que en virtud de su capacidad de afectar en distinto grado las tendencias predominantes, deben ser tenidos en cuenta para la futura evolución de dicho régimen.

El TIAR a la luz del conflicto de las Malvinas

En Latinoamérica la decisión del gobierno de los Estados Unidos de apoyar a Inglaterra y condenar a la Argentina en el conflicto de las Malvinas ha dado lugar a protestas y resentimientos por lo que se juzga como una traición de los Estados Unidos a las obligaciones hemisféricas que establecen el Sistema Interamericano y el TIAR. Se ha dicho que nada volverá a ser igual en las relaciones interamericanas. En cambio, en los Estados Unidos esa decisión ha sido apoyada por el Congreso y la prensa o, por lo menos, se ha visto como inevitable. La Casa Blanca y el Departamento de Estado han soslayado diplomáticamente la verdadera razón de su apoyo a Inglaterra y su condena a la Argentina. En cuanto a la reacción latinoamericana los norteamericanos, juzgan que es comprensible pero incompatible con la realidad mundial y que será olvidada en unos pocos meses. Para ellos, en el porvenir, todo volverá a ser igual en este hemisferio y los latinoamericanos seguirán metidos en el limbo de su retórica.

La crisis polaca: Ideología y problema nacional

A mediados de 1957 el escritor colombiano Gabriel García Márquez publicó un artículo sobre Polonia de una serie sobre las democracias populares. Con una intuición notable, llamaba la atención entonces sobre algunos de los problemas que más tarde el país enfrentaría en dimensiones más serias. \"Por encima de diferencias domésticas, escribía, es evidente que Checoslovaquia y Polonia son los únicos países socialistas que tienen los ojos vueltos hacia Occidente. La primera con mucho tacto en relación con los soviéticos, negociando a derecha e izquierda(. . .) Polonia, en cambio, se vuelve hacia el Occidente a la brava, desbarrando contra los rusos y, al parecer, con un objetivo puramente cultural \".

La nación latinoamericana

LA UTOPIA ESTABA AQUI América Latina existió desde siempre bajo el signo de la utopía. Estoy convencido igualmente, de que la utopía tiene un sitio y lugar. Está aquí. Tomás Moro escribió su propia utopía inaugural inspirado en las primeras noticias ciertas que llegaban a Europa sobre nuestros inocentes primitivos. Antes, todo europeo pensaba que sus antepasados eran unos patriarcas barbudos, envueltos en túnicas, malolientes, llorando tristes pecados. Fue la visión de nuestra indiada, lozana, vestida con la inocencia de su desnudez emplumada, danzando en un jardín tropical idílico lo que lavó sus ojos de esa visión judaica. Desde entonces se encendió el ardor utópico que florece en ondas sucesivas de fantasías generosas o perversas, repensando el mundo como proyecto. Inventando comunismos bonitos o feos, de buenos y malos salvajes, soñando con vidas posibles, más agradables de ser vividas. Antes de Tomás Moro, muchos hombres santos afirmaron, basándose en su sabiduría teológica o astrológica que las islas de Fidel con que se topó Colón, eran el Edén. Los propios navegantes, fundándose en su experiencia directa y visual dijeron lo mismo. Colón, visiblemente encantado con la belleza inocente de los indios desnudos, confesaba, sin ambages, en carta al Santo Padre, que lo que había encontrado era el paraíso perdido. Creía y creo, escribe él, como creerán y creen todos los sabios y santos teólogos, que en esta comarca mía es que se encuentra el Paraíso Perdido.

Socialismo y hegemonía

Cuando se habla de hegemonía de una clase social se tiene la tendencia a establecer una \"genealogía\" gramsciana, en función del amplio desarrollo que Gramsci otorgó a ese concepto en su tentativa de diferenciar la praxis revolucionaria de los países capitalistas avanzados con el desarrollo de los acontecimientos rusos. Se olvida, en consecuencia, que Gramsci fue por sobre todo un hombre de acción, un político comunista, y que ubicado en su contexto histórico se limitaba a \"interpretar\" el razonamiento leninista, sin pretender rectificarlo.

Venezuela: Hacia una nueva estrategia industrial

En tres décadas, Venezuela dio un salto significativo en su industrialización. Entre 1950 y 1978 el producto manufacturero creció al 7,9 % promedio anual y Venezuela pasó del último lugar entre los países medianos de América Latina (Colombia, Chile y Perú) al primer lugar en términos de su producto industrial. El avance industrial se enmarcó en un modelo típico de sustitución de importaciones. Fue impulsado por una alta protección, exoneraciones para importar materias primas y equipos, créditos abundantes y una activa participación financiera y empresarial del Estado. La demanda interna creció con la urbanización y con la incorporación de nuevos sectores sociales al mercado, provenientes de la expansión del sector terciario y del propio proletariado industrial, retroalimentándose así la industrialización. A fines de la década de los setenta, sin embargo, emergieron los mismos síntomas de agotamiento que afectaron antes a los países de mayor desarrollo de América Latina. El modelo sustitutivo comenzó a ver limitada su expansión. Se elevó la ineficiencia de la producción, se gestaron estructuras oligopólicas, las exportaciones manufactureras fueron muy escasas, se mantuvo el importante rezago tecnológico y se propagaron en la economía las subsidiarias de corporaciones transnacionales en las actividades más dinámicas.

Viejo orden y revolución en Polonia

Como todo gran movimiento social, éste que sacude a Polonia no puede entenderse en una sola dimensión ni resumirse en una sola fórmula. Podemos ver en él una revolución, la primera revolución verdaderamente obrera en la historia, o un movimiento de reforma pacífica; podemos subrayar su alcance moral o religioso; podemos insistir sobre su carácter de clase, o bien en el hecho de que representa una emancipación de la sociedad en su conjunto; podemos definirlo como confrontación entre los obreros y el Estado empleador, o como una nueva Targovitsa, conspiración de los magnates polacos, inspirada por Carolina II, quien recurrió a la ayuda de los ejércitos rusos dando ocasión al segundo reparto de Polonia.

Documentos

Cultura y economía, un mismo combate

Quiero expresar nuestra alegría de estar en México, tierra de revolución y de liberación. México es por tradición un amigo de la Francia de la revolución y en nuestro recuerdo, de nosotros franceses, muchas imágenes están en nuestras memorias. Recordamos particularmente al cura Hidalgo, ferviente defensor de los enciclopedistas, de Rousseau y de Voltaire, quien al mismo tiempo que luchaba contra el colonizador, en su pueblo enseñaba el francés su puesto ser, en la época, lengua de liberación. O bien, todavía, otro recuerdo, el rojo de la bandera de la Convención Nacional Revolucionaria ha sido impregnado en el rojo brillante de la cochinilla mexicana que se encuentra en el nopal. Tampoco olvidamos la calurosa recepción que el presidente López Portillo reservó al presidente François Mitterrand hace algunos meses y consecuentemente saludo con calor al gobierno de México y al pueblo mexicano.

Empresas transnacionales y desarrollo internacional

Los parlamentarios de Europa Occidental tienen un punto de partida en los trabajos y en las propuestas de control de las transnacionales, presentadas por la ONU, por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), de la Comunidad Económica Europea, y por la Confederación de los Sindicatos Europeos. Las empresas transnacionales, en contraste con las firmas nacionales, operan en un ámbito mundial y cuentan con privilegios de organización. Aunque afortunadamente las empresas transnacionales, o - según el lenguaje de la ONU - trust internacionales, no constituyen una clase cohesionada, ellas en su totalidad representan un desafío para las democracias representativas, empeñadas normalmente en actividades nacionales y, en particular, para los países en desarrollo, relativamente indefensos. Se trata de encontrar un equilibrio de poder entre estos trust y los países; proteger la comunidad de las consecuencias desventajosas e incentivar resultados positivos de las empresas transnacionales.

Vigencia de Bolívar en la era post - Malvinas

Con motivo de cumplirse el próximo año el bicentenario del nacimiento del Libertador Simón Bolívar, hemos considerado un ineludible deber destacar en nuestras páginas su vigoroso pensamiento y su ejemplarizadora acción en pro de la causa de la emancipación americana. El ideario de Bolívar adquiere hoy más vigencia y validez que nunca, cuando oscuras fuerzas imperialistas y neocolonialistas han pretendido nuevamente atentar contra los derechos soberanos de Latinoamérica. Así ha quedado demostrado con la reciente guerra de las Malvinas, donde se ha comprobado que aún somos fragmentos complementarios de una gran unidad perdida que es necesario restablecer. Para exaltar la plena actualidad y vitalidad del pensamiento del Libertador y su lucha sin pausas por la unidad latinoamericana, publicamos a continuación un interesante trabajo del destacado político venezolano Pompeyo Márquez.

Libros y autores

Washington y el fascismo en el tercer mundo

por Noam Chomsky y Edward S. Herman Siglo XXI, 1981. Este libro debió aparecer en 1973, pero algunos funcionarios consideraron su contenido "antipatriótico". La Warner Modular Publications, Inc prohibió la distribución de los ejemplares ya impresos de la monografía. El caso es que pudo ver la luz en inglés sólo seis años más tarde. Noam Chomsky es famoso por sus estudios lingüísticos, profesor en Cambridge. Edward S. Herman, profesor de finanzas de la Wharton School de la Universidad de Pennsylvania, ha escrito sobre política social y asuntos internacionales. En las casi quinientas apretadas páginas de "Washington y el fascismo en el tercer mundo" demuestran la injerencia de los Estados Unidos en golpes militares dados a más de dieciocho regímenes latinoamericanos sólo desde 1960. Pero esto no es todo: "Como un clima de inversión favorable y la estabilidad requieren muy a menudo la represión, los Estados Unidos han suministrado instrumentos y entrenamiento para interrogatorios y tortura y están enteramente implicados en la vasta expansión de la tortura en la última década" .