Lejos del país / Emigrantes, refugiados, exiliados (127 / Septiembre - Octubre 1993)
Revista
Nueva Sociedad NUSO 127 Septiembre - Octubre 1993

Lejos del país Emigrantes, refugiados, exiliados

Los procesos de migración, si bien existieron a lo largo de la historia, parecen ahora dirigidos a definir taxativamente este fin de siglo en virtud del alto grado de conflictividad contenido en ellos. Las sociedades desarrolladas temen el poder disolvente de los migrantes. Una de las implicancias de la smigraciones actuales es poner en evidencia la escasa viabilidad del orden mundial imperante.

Aportes

La Cultura Visual En La Epoca Del Posnacionalismo. ¿Quién nos va a contar la identidad?

Las naciones y las etnias siguen existiendo. El problema clave no parece ser el riesgo de que las arrase la globalización, sino entender cómo se reconstituyen las identidades étnicas, regionales y nacionales en procesos de hibridación intercultural. Si concebimos las naciones como escenarios multideterminados, donde diversos sistemas simbólicos se intersectan e interpenetran, la pregunta es qué tipo de cine y de televisión puede narrar la heterogeneidad y la coexistencia de varios códigos en un mismo grupo y hasta en un mismo sujeto .

Un caso de conflicto cultural en el Caribe. De la imposición al reconocimiento

Hoy, cuando en Colombia el reconocimiento de las diversidades culturales adquiere el carácter de una política oficial impulsada desde distintas agencias del Estado y la integración a la cuenca del Caribe es uno de los asuntos prioritarios en la agenda internacional de la actual administración Gaviria, adquiere una particular relevancia el análisis histórico del caso de la comunidad anglófona de las islas de San Andrés y Providencia y el complejo proceso de resistencia cultural a los programas de asimilación puestos en práctica a través de la educación pública.

Coyuntura

Paraguay. Mansa transición democrática

Por primera vez en su historia, el 9 de mayo de 1993 los paraguayos eligieron a un Presidente de la República en elecciones libres, competitivas y casi del todo limpias. El proceso de transición democrática, iniciado por el general Andrés Rodríguez en febrero de 1989, llega a su fin. La situación es políticamente compleja, pero aceptable para todos; para el general Rodríguez (entiéndase las Fuerzas Armadas) porque su sucesor oficioso, el ingeniero Juan Carlos Wasmosy, resultó electo para la jefatura del Estado; y para la oposición porque ella conquistó mayoría parlamentaria y tiene innumerables espacios de participación y poder a nivel municipal y departamental.

Perú. El neoliberalismo realmente existente

El Perú está recorriendo el complicado camino diseñado por sus acreedores para saldar su deuda de unos 18.500 millones de dólares que crecen todos los días. Desde agosto de 1990 ha reiniciado sus pagos, abonando casi mil millones de dólares, pero debe 8.000 millones al Club de París y 6.000 millones a los bancos privados. Le falta todavía un largo recorrido y nadie puede asegurar hoy que esta deuda, en la que los intereses se acumulan más que las amortizaciones, sea de verdad pagable. Porque está pagando intereses leoninos. En las negociaciones de junio de 1993 ha reconocido una deuda de 1.200 millones de dólares a la empresa japonesa JAPECO, por el oleoducto norperuano que costó 400 millones en 1973; y 180 millones de dólares a la aseguradora AIG, por la empresa norteamericana Belco, que no costaba más de 40 millones de dólares cuando fue expropiada en 1986.

Puerto Rico. Frente a la nueva época

A principios de mayo del corriente año, en medio de una sorpresiva conferencia de prensa, renunciaba a la presidencia del Partido Popular Democrático (PPD), Victoria Muñoz Mendoza, hija del patriarca fundador del partido y principal artífice del populismo en el país, Luis Muñoz Marín. La derrota electoral sufrida en las elecciones de noviembre de 1992 había dejado a ese partido (gobernante entre 1940-68, 1972-76 y 1984-92) en una profunda crisis política, tanto a nivel organizativo como ideológico. Victoria Muñoz había asumido la presidencia cerca de un año antes de las elecciones con la meta de «sanear», el partido de sus elementos corruptos, vigorizar su vetusta y pesada maquinaria por vías de la modernización, instaurar un nuevo estilo político y ganar las elecciones, ya que se consideraba que el incumbente en la gobernación, Rafael Hernández Colón, no podía asegurar el triunfo. A unos seis meses de la derrota electoral, en pleno proceso de reorganización partidaria y en un contexto de polémicas y fricciones internas, al renunciar Muñoz acusaba a los dirigentes del partido de obstaculizar y sabotear su trabajo. Se declaraba, por esta razón, «ineficaz» al no poder controlar una maquinaria partidaria que acusaba de oligárquica y de haberle dado la espalda al pueblo.

Libros

Imaginación e historia en América Latina

La Fundación de una escritura. Las crónicas de José Martí. Susana Rotker Casa de las Américas, La Habana, 1992. La Imaginación técnica. Sueños modernos de la cultura argentina. Beatriz Sarlo Nueva Visión, Buenos Aires, 1992. El conflicto de las sensibilidades. Propuesta para una Interpretación y crítica del siglo XX peruano. José Guillermo Nugent. Instituto José de las Casas-Rímac, Lima, 1991. Literatura contemporánea y grotesco social en Bolivia. Javier Sanjinés C. Instituto Latinoamericano de Investigaciones Sociales-Ildis, La Paz, 1992. ¿Para qué sirve la literatura? La historia y la crítica literarias del siglo XX se han hecho constantemente esta pregunta y han ensayado respuestas diversas. Pero antes debieron preguntarse qué es la literatura o, mejor, qué materia se engloba bajo ese nombre. ¿La palabra se refiere a un conjunto de textos canonizados por la tradición de lecturas, por las instituciones académicas, por el prestigio de los letrados, por las variables de la industria cultural o se refiere a una producción más amplia que abarca no sólo los textos ficcionales escritos por intelectuales sino que incluye discursos correlativos a lo estrictamente ficcional?

Posiciones

El Salvador. De la locura a la esperanza

El Salvador se encuentra en una fase de transición de la guerra a la paz, después de largos doce años de guerra fratricida, que dejó más de 75.000 muertos, varios miles de desaparecidos y lisiados. Más del 20% de la población emigró, principalmente hacia Estados Unidos; más de 4.000 millones de dólares en destrucción física; cerca de 7.000 millones de dólares gastados por EEUU en apoyo a la política contrainsurgente; el nivel del producto interno cayó cercano a un 25%. Asimismo puede encontrarse otro tipo de indicadores sobre la gravedad que para la sociedad salvadoreña representaron esos años de conflicto armado

Tema central

El surgimiento de los hispanos

En la tarde del domingo 6 de mayo de 1991, dos policías que patrullaban el barrio racialmente mixto de Mount Pleasant, en el noroeste de Washington D.C., se acercaron a una persona que estaba bebiendo «licor de un envase abierto». En medio de la discusión suscitada, un hombre salvadoreño, supuestamente, se abalanzó con un cuchillo en contra de una mujer policía negra, quien le disparó e hirió. Los desórdenes que se desencadenaron como consecuencia de este hecho condujeron al saqueo de más de una docena de almacenes, así como al lanzamiento de piedras y botellas contra los policías y al incendio de varios automóviles, camiones y autobuses. Después de dos noches de disturbios, la alcaldesa Sharon Pratt impuso un toque de queda a las 7 p.m. que devolvió la calma a las calles.

La era inmigratoria. Cultura, incertidumbre y racismo

Las políticas inmigratorias de numerosas naciones se encuentran en crisis. La última década del siglo XX, así como la primera del siglo XXI, estarán caracterizadas como una «era de migración». Día a día la migración se convierte en un factor global de las relaciones internacionales, mientras las diferencias tradicionales entre las categorías de migrantes han dejado de ser relevantes. El auge y la evolución del racismo no puede explicarse a partir de factores coyunturales o ideológicos, más bien debemos buscar su relación con los profundos cambios sociales de los últimos 20 o 30 años. El racismo es una forma de expresión de la crisis actual del modernismo occidental.

Los Exiliados Del Cono Sur dos décadas más tarde

El exilio de los latinoamericanos del Cono Sur hacia Europa, que comenzó en la década del 70, fue en sus orígenes un fenómeno provisorio, transformado después en realidad permanente. Pequeñas comunidades sudamericanas se han instalado perdurablemente en diversos países del \'viejo mundo\', pese al fin de los regímenes militares en los países de origen. Existen diversas razones para la permanencia de los exiliados en Europa, con nuevas tendencias identitarias que emergen entre los residentes. Una problemática que contiene implicancias para la relación entre América Latina y sus diásporas.

Los intrusos. Frontera y cicatriz

La historia de la migración humana bien podría haber comenzado con la expulsión del paraíso. Laborar, parir y migrar - tres variedades del dolor - han sido, desde aquel cruce primordial de frontera, signos distintivos del luto humano. Si es posible atribuir algún otro sentido a la historia humana que no sea el de la dominación de unos sobre otros, él es concedido por la migración. Quizás, mejor, por el viaje, del cual migrar constituye su sombra dolorida.

Más allá de la válvula de escape. Tendencias recientes en la migración caribeña

Las tendencias recientes en la migración caribeña plantean varias preguntas sobre los efectos a largo plazo de los desplazamientos poblacionales en las estructuras socioeconómicas de los países pequeños y en desarrollo. La «fuga de cerebros» contemporánea de varias islas anglófonas como Jamaica y Barbados se ha documentado extensamente; y otras sociedades caribeñas han aumentado recientemente su exportación de trabajadores calificados hacia Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña. La persistente emigración de profesionales, técnicos, gerentes y administradores usualmente beneficia a la sociedad receptora más que a la emisora. Bajo tales condiciones, ¿funciona la migración como una válvula de escape para los países emisores?

Migraciones forzadas en Centroamérica

Interesa en este artículo presentar un análisis sobre los aspectos más relevantes de las migraciones forzadas en Centroamérica. Su enfoque es «psicosocial», lo que implica básicamente dos cosas: primero, prestar atención preferente a los procesos cognoscitivos, afectivos y de acción desarrollados por sus protagonistas, sin descuidar por ello el contexto histórico-social determinante. Segundo, el convencimiento de que, en la medida en que desatendamos esos procesos, estaremos situándonos falsamente ante una masa indiferenciada e inerte.

Migración o Refugio Económico

La gran corriente migratoria de México hacia Estados Unidos es tal vez la expresión manifiesta del grado de miseria que hay en México y la más fehaciente del nivel de desesperación al que han llegado millones de personas que tal vez no creen poder resolver sus problemas económicos en sus lugares de origen. De los 32 estados de la república mexicana 18 expulsan población. Los números son fríos y aleccionadores, aunque poco se ha averiguado sobre el drama humano que sufren los que deciden emigrar, desterrándose y dejando atrás familia, sociedad, cultura y hasta idioma.

Migración y Posmodernidad, efectos culturales

La frontera Estados Unidos-México es más que la línea divisoria de separación entre dos naciones: también es el lugar donde convergen distintos sistemas de percepción, culturas económicas notoriamente desiguales, tradiciones filosóficas que abarcan diversos conceptos del tiempo, grupos con diferentes historias de adaptación a la cultura dominante. Y en cuanto a la identidad individual, la frontera es la zona - psicológica, geográfica, cultural - donde cada individuo debe mirarse en el espejo de distintas culturas; donde cada quien es visto por varios pares de ojos: los nuestros y los de los otros; donde los estereotipos chocan con la realidad del caso concreto y donde es necesario una negociación constante de definiciones entre quién soy y quién eres.