Análisis

Ambivalencia en los nuevos actores sociales: La experiencia peruana

Acerca de los llamados nuevos actores sociales se ha extendido en diversos ámbitos públicos un discursa que tiene base en las ciencias sociales y que, no obstante adolecer de deficiencias severas, ha tenido cierto éxito respecto a su propuesta - en rigor, propuestas varias, de diferentes signos - para leer a estos actores. En el centro de esa propuesta hay una endeblez metodológica que abre paso, de manera complaciente a tesis sin prueba y a conclusiones carentes de sustento demostrativo.

Animals!: Los derechos humanos del animal, o viceversa

Por absurdo que parezca, y aunque parezca entretenimiento de señoras adineradas amantes de la beneficencia, el tema de los «derechos del animal» es merecedor de una reflexión más seria que la desarrollada hasta el momento en América Latina. ¿Es la condición exótica del tema o la eterna prioridad de la economía la causa que mueve a calificar a los adalides del reino animal en este empobrecido, patético continente, como encipayados y exagerados intelectuales incapaces de percibir el drama a su alrededor, o en disparatados humanistas pasados de copas?

El escenario latinoamericano de la integración

La integración ha cobrado, como es sabido, nuevo vigor. Concluida la década de los ochenta, con sus múltiples dificultades para América Latina, la región regresa a uno de sus antiguos anhelos - el esfuerzo conjunto para superar el subdesarrollo económico y el atraso social - pero recogiendo la experiencia de las décadas pasadas. Por ese motivo, la integración de los noventa presenta características distintas a la de las décadas anteriores

El perdedor de la economía mundial América Latina en el mundo de suma cero

La transformación radical de los años 70 estuvo acompañada por un cambio de forma en la economía mundial: el juego de sumas positivas de los años 50 y 60, en el que muchos participantes (si bien en proporciones desiguales) pudieron sacar partido de la creciente conexión económica internacional, se convirtió en un juego de suma cero, un implacable concurso de aniquilación entre economías nacionales bien pertrechadas.

La ayuda laboral femenina: Las trabajadoras mexicanas ante la flexibilización

Si queremos comprender el significado que posee para las trabajadoras la aplicación de la política laboral neoliberal implementada por el Estado mexicano durante estos años, se hace necesario describir en términos generales los ejes centrales de su estrategia económica y de su política laboral para, de ahí, desprender los efectos que han tenido sobre la condición social global, y sobre los procesos de organización autónoma de las trabajadoras. Este trabajo, sin embargo, se circunscribe a las condiciones laborales de las trabajadoras asalariadas y a su organización.

Coyuntura

Belice: entre Centroamérica y el Caribe

Este año Belice está conmemorando su primera década de vida independiente. El país tiene un doble carácter, en la medida que por su ubicación geográfica es el séptimo Estado de Centroamérica pero por sus raíces históricas y culturales se desarrolló como una nación caribeña. La permanente oposición de Guatemala a la independencia beliceña, motivada por una reclamación a la totalidad de su territorio originada en una enredada controversia jurídica que se refiere a la época colonial y a relaciones del S. XIX, y el hecho de que la nación advino a la vida independiente cuando la crisis centroamericana se intensificaba, provocó que durante su primer decenio Belice enfatizara más bien su lado caribeño y sus vínculos con la Gran Bretaña, que le brindó protección militar frente a la hostilidad de su vecino.

El Salvador: dificultades de la pax americana

Cuando a mediados de julio concluyó en México, prácticamente sin resultados, una nueva ronda de negociaciones del gobierno de Alfredo Cristiani y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) de El Salvador, los medios políticos y diplomáticos vinculados al proceso de paz comenzaron a preguntarse sobre la posibilidad misma de que el diálogo superara finalmente la fase en que constituye un recurso político de las partes para ganar o conservar posiciones, pasando al diseño de un futuro viable. Por enésima vez, el mediador de la Organización de las Naciones Unidas, el diplomático peruano Alvaro de Soto, había insistido en que las conversaciones tenían por objetivo inmediato «despejar el camino para el cese del fuego», mientras las acciones bélicas sobre el terreno alcanzaban nuevos niveles de intensidad. Así, a medida que avanzan las tratativas, paradójica y contradictoriamente, la paz salvadoreña parece a la vez más cerca y más lejos que nunca.

Dossier

Gramsci y la izquierda mexicana

México, por la complejidad y la riqueza de su historia, por su carácter paradigmarácter paradigmático en el conjunto de América Latina y por haber sido un país en que se llevó a cabo una de las grandes revoluciones del siglo XX, pudo haber sido y sigue siendo un objeto de estudio verdaderamente privilegiado para el análisis marxista y, especialmente, para el análisis gramsciano.

Hegemonía y bloque social en Bolivia

Resulta paradójico pensar a Gramsci en Bolivia, sobre todo si uno considera que éste es un país con una crónica inestabilidad institucional y una práctica política dominante basada en la «guerra de movimiento». Es difícil de explicar por qué algunos intelectuales recogieron las ideas gramscianas de cultura nacional popular, bloque histórico y hegemonía, pero lo hicieron. Aunque claro está que si uno piensa que en un país como Bolivia, pleno de pluralidades culturales, con una sociedad civil relativamente fuerte y creativa (Central Obrera Boliviana, comités cívicos, confederaciones de campesinos, etc.) y con una de las experiencias revolucionarias más fantásticas de este siglo, resultan también particularmente útiles los pensamientos gramscianos sobre culturas subalternas, la cuestión meridional, el cesarismo, la revolución pasiva y la política de posiciones y, muy especialmente, sobre la dirección ética y cultural de la sociedad, pero ni los intelectuales, ni menos aún los políticos, lo hicieron.

Libros

La invención democrática

Claude Lefort. Nueva Visión, Buenos Aires, 1990, 218 pp. Una preocupación recorre el libro de Claude Lefort desde la primera hasta la última página, aun cuando los artículos reunidos tengan temas diversos: la democracia. Definida como «esa forma de sociedad que se inaugura a principios del siglo XIX, en cuyo seno alcanzará pleno auge el poder del Estado, en la que van a desarrollarse múltiples burocracias de nuevo género basadas todas ellas en el modelo de una supuesta racionalidad científica, y que contiene el germen de formaciones totalitarias pero cuya virtud es, paradójicamente, colocar a los hombres y sus instituciones ante la prueba de una indeterminación radical», la democracia será para Lefort eje de reflexión cuando aborda lo social, lo político y el poder.

Posiciones

La modernización laboral y la integración subregional andina

La concepción integradora del sindicalismo excede las aspiraciones comerciales. Se busca una globalización del desarrollo, de la identidad cultural y de la vigencia de los derechos humanos. La modernización global de la economía hace necesaria una modernización de la legislación laboral, la cual en el contexto integrador debe armonizar las normas legales de los países del área, especialmente las referidas a sindicalización, derecho de huelga, seguridad industrial y social, y contratación colectiva.

Tema central

Antonio Gramsci o la religión de la Modernidad: Una mirada retrospectiva en su centenario

Fue después de su muerte, acaecida a los 46 años de edad tras ser excarcelado de la prisión fascista, que Antonio Gramsci ha sido elevado a la dignidad de Padre de la Iglesia del marxismo occidental. Atrás quedaban diez años de cárcel durante los cuales el comunismo internacional - muy al contrario que en el caso Dimitroff - no había alzado un dedo para contribuir a su liberación.

Brasil y Gramsci: Variadas lecturas de un pensamiento

El derrotero gramsciano en el Brasil exhibe puntos de contacto con otros periplos latinoamericanos. Sin embargo, también posee peculiaridades propias de las concepciones de una izquierda que se ha resistido fervientemente a considerar al Brasil como una sociedad de tipo «occidental». Hoy el pensamiento de Antonio Gramsci participa no sólo del trabajo político de los sectores progresistas sino que también integra el inventario teórico de valiosas investigaciones sociales.

Cultura y nación: Para qué no nos sirve ya Gramsci

Recuerdo un grafiti en una calle de Buenos Aires: «En mi casa tengo un poster con las fotos de todos ustedes. (Firmado:) Che Guevara». Tengo una sensación parecida cuando evoco la torrencial bibliografía sobre Gramsci producida en las últimas décadas. ¿Qué se puede decir a esta altura de los noventa que no vuelva a ser un juego de ecos con lo que se escribió en libros, artículos y tesis, lo que se enseñó y debatió sobre Gramsci en aulas, revistas y congresos? Si lográramos de algún modo resucitarlo, como pretenden las celebraciones de aniversario, correríamos el riesgo de que nos pidiera que ya no escribiéramos más sobre él: «No caben en la biblioteca de mi casa más reinterpretaciones ni usos de mi obra».

La relación teoría-práctica gramsciana: ¿Luz para estos días?

A partir del concepto de socialismo en Gramsci acaso puedan tentarse algunas reflexiones sobre la crisis actual del llamado socialismo real. La relación teoría-práctica le fue útil en su momento para efectuar el rescate de aquella otra crisis de la que él fuera partícipe. El pensamiento de Gramsci debe ser confrontado con los retos que enfrentará el socialismo en los próximos años.

República Dominicana: ¿Un sistema político inmóvil?

«La crisis consiste precisamente en el hecho de que lo viejo está muriendo y lo nuevo no puede nacer; en este interregno aparece una gran variedad de síntomas morbosos.» Antonio Gramscí. Hace aproximadamente diez años se viene planteando la posibilidad de introducir cambios en el sistema político dominicano. El ascenso al poder del presidente Salvador Jorge Blanco en 1982 creó grandes expectativas de reformas políticas. En las pasadas elecciones de mayo de 1991, la mayoría de los candidatos se mostraron partidarios de los cambios políticos, y en el período post-electoral se celebraron varios intentos de concertación sin alcanzar éxito alguno.

Un pensamiento recorrido por la sospecha

A cien años de su nacimiento y a poco más de cincuenta de su muerte en una clínica de Roma y bajo libertad vigilada por el facismo, Antonio Gramsci sobrevive a la caída de todos los muros. Si hoy es un tema en debate hasta qué punto su pensamiento va más allá del marxismo, nadie puede negar que el derrumbe de los regímenes del Este y la desintegración del comunismo como corriente ideal y política constituyen fenómenos que muy tempranamente Gramsci supo ver y someter a crítica de sus elementos prefiguradores.