Autor

Sergio Zermeño

Publicaciones

Publicaciones de Sergio Zermeño

Aportes
Nueva Sociedad NUSO 190 Marzo - Abril 2004

Desolación en México. Los campesinos del siglo XXI

Uno de cada cuatro mexicanos vive en poblaciones de menos de 2.500 habitantes. Aparte de legumbres, frutas, flores, camarones y un monto marginal de otros productos primarios, controlados por grandes transnacionales y que no ocupan a más de 10% de esta población ligada al campo, el país no es competitivo en prácticamente ningún renglón agroalimentario. Los mercados del Norte están cerca de la saturación con las exportaciones mexicanas y al borde del derrumbe de precios. En 2003 fueron abolidos los aranceles a las importaciones agropecuarias (excepto la de los granos básicos). El encierro en el autoconsumo es el impacto brutal de esta situación, cuando se prevén nuevas liberaciones arancelarias para los próximos años. La aceleración del desorden social y la migración salvaje, son ya hechos casi asumidos por las autoridades. El cuadro mexicano es una cruda muestra de las virtuales ventajas del ALCA.

Foro Latinoamericano
Nueva Sociedad NUSO 150 Julio - Agosto 1997

Regeneración o desorden. El fin de un ciclo estatal mexicano

Ha sido tan acelerada la globalización y tan abruptamente aplicadas sus políticas en los últimos quince años de la historia de México, que este país, maltrecho como nunca, permite hoy una doble lectura, contradictoria, casi esquizofrénica: es, por una parte, la sociedad del desorden, de la atomización, de la fragmentación salvaje, de la generación exponencial de pobres y de los más poderosos ricos de nuestra época, de la anomia social, de la delincuencia generalizada, de la narcopolítica, de la militarización del sureste mexicano y de la más horrenda corrupción resumida en la voz Carlos Salinas de Gortari, y resumida en los asesinatos políticos de Luis Donaldo Colosio, el candidato priísta a la presidencia de la República y de Ruiz Massieu, secretario del PRI, que enlutaron al país en el año de 1994. Pero es, sin duda por lo mismo, la tierra de las más grandes esperanzas, la del zapatismo y la del cardenismo, la de la búsqueda desesperada por encontrar alguna salida, un camino de redención, algo que nos permita vencer la impotencia, que atempere a esos poderes inconmensurables que van por todas las venas, desde Washington y las grandes trasnacionales, pasando por las televisoras, los radios, las universidades, los intelectuales... hasta los más recónditos poblados del sur, del sureste y del centro, en donde fuerzas militares que parecen de otro país persiguen y aniquilan a los liderazgos sociales sólo por intentar resistir a los proyectos del gran capital trasnacional y de los gobiernos neoliberales a su servicio.

Aportes
Nueva Sociedad NUSO 140 Noviembre - Diciembre 1995

Zapatismo, región y nación

No cabe duda que Chiapas ha venido a poner en claro que tan excepcional es el México profundo como el México trasnacional. Pero tan iluso sería querer trasladar el país hacia un extremo como hacia el otro, pues entre el 20% del México tradicional y el 30% del integrado se extiende, con toda su crudeza y su desorden, el México roto, el desarraigado y el de la modernización salvaje.

Tema central
Nueva Sociedad NUSO 121 Septiembre - Octubre 1992

México neoliberal. ¿Globalización autoritaria con tránsito a la democracia?

Trataremos de dar respuesta aquí a lo que aparece como la paradoja más evidente de la sociedad mexicana y en cierta forma también de América Latina, en este fin de milenio: por un lado, una tendencia al fortalecimiento de ciertos rasgos propios de los regímenes democráticos: renacimiento del juego partidista, elección de gobernantes por voto universal, legalidad jurídica e institucional, cierto equilibrio entre los poderes, etc., lo que ha permitido hablar de un \"tránsito hacia la democracia\" y hasta de una \"consolidación de la democracia\"; y, por otro lado, una creciente desigualdad social, la precarización de cada vez más amplios sectores poblacionales una desorganización acelerada y, en el extremo, una tendencia a la anomia social; pero en tercer lugar, y al mismo tiempo, un afianzamiento del liderazgo personalizado.