Autor

Juan Carlos Monedero

Estudió Economía, Ciencias Políticas y Sociología en la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Cursó sus estudios de posgrado en la Universidad de Heidelberg (Alemania) y es profesor titular de Ciencia Política en la UCM. Ha sido ponente en la Organización de las Naciones Unidas (Nueva York y Ginebra) y dirige el área de Gobierno, Políticas Públicas y Democracia del Instituto Complutense de Estudios Internacionales. Sus últimos libros son Curso urgente de política para gente decente (Seix Barral, Barcelona, 2013) y La Transición contada a nuestros padres. Nocturno de la democracia española (Catarata, Madrid, 2011).

Publicaciones

Publicaciones de Juan Carlos Monedero

La democracia agredida / Populismo, posdemocracia y neoliberalismo
Tema central
Nueva Sociedad NUSO 267 Enero - Febrero 2017

La democracia agredida Populismo, posdemocracia y neoliberalismo

El «fin de la Historia» planteado por Francis Fukuyama tras el final de la Guerra Fría se convirtió en el siglo XXI en una suerte de «fin de la imaginación» de las fuerzas políticas hegemónicas. La democracia representativa se enfrenta a una severa crisis y las izquierdas solo parecen reaccionar rememorando paraísos perdidos. Entre tanto, un «momento populista» ha instalado nuevas divisiones en el campo político. La crisis económica global y la desafección ciudadana que la acompaña han generado movimientos políticos que impugnan la democracia representativa, cuestionan el modelo de partidos y trazan una línea entre la «elite» y el «pueblo».

Tema central
Nueva Sociedad NUSO 240 Julio - Agosto 2012

¿Posdemocracia? Frente al pesimismo de la nostalgia, el optimismo de la desobediencia

En tiempos de crisis, la compatibilidad entre el capitalismo y la democracia regresa como interrogante. La financiarización de la economía, la desregulación económica y la capacidad de presión de las grandes empresas son factores que limitan la capacidad de gestión del Estado. Igualmente, la cartelización de los partidos políticos, la saturación audiovisual, el imaginario hegemónico consumista y la asunción por parte de las clases medias del «capitalismo popular» debilitaron el compromiso de posguerra con los valores socialdemócratas. Esto lleva a una mirada nostálgica sobre la «democracia» perdida. Pero detrás de la «posdemocracia» se esconde un proceso de mayor calado: la centralidad de la «pospolítica», que neutraliza el elemento central de la democracia: el conflicto.