Autor

Adrián Bonilla

Publicaciones

Publicaciones de Adrián Bonilla

Tema central
Nueva Sociedad NUSO 206 Noviembre - Diciembre 2006

Distancia y diversidad

La política exterior de Estados Unidos hacia los países andinos está enraizada en una agenda regional, pero se instrumenta y procesa de manera bilateral. Sus principales preocupaciones están centradas en la inestabilidad de países como Ecuador, en la orientación ideológica de gobiernos como el de Bolivia y, sobre todo, en los avances del libre comercio y la evolución del conflicto colombiano. Se trata, por lo tanto, de una agenda limitada a temas de seguridad y comercio, que no tiene en cuenta la complejidad y los matices de los graves problemas andinos. Pero no todo es responsabilidad de Washington: los gobiernos de la región han desplegado una política básicamente reactiva y han hecho muy poco por construir una instancia para procesar sus intereses de manera compartida.

Tema central
Nueva Sociedad NUSO 173 Mayo - Junio 2001

Vulnerabilidad internacional y fragilidad doméstica

Este artículo presenta una visión comprensiva de los escenarios políticos comunes a la región andina con el objeto de enunciar hipótesis que expliquen la crisis de sus sociedades, y la débil así como precaria legitimidad de sus Estados nacionales. El ensayo trabaja sobre cuatro temas desde una entrada que prioriza el estudio de las relaciones internacionales: la crisis de la percepción de sociedades homogéneas que acompañó a la fundación de los Estados, las implicaciones de la política exterior estadounidense en la región, las percepciones de amenaza a la seguridad nacional de los vecinos de Colombia, y los efectos de la globalización en las capacidades políticas de las naciones andinas.

Aportes
Nueva Sociedad NUSO 143 Mayo - Junio 1996

Proceso político e intereses nacionales en el conflicto Ecuador-Perú

En el conflicto ecuatoriano-peruano de1995 prevaleció la opción bélica no sólo porque los sucesos que precedieron al conflicto superaron los límites de prevención y la voluntad de los decisores individuales, sino porque en ese momento político las salidas diplomáticas habrían alterado, por el mantenimiento del statu quo, la relación limítrofe. La opción de la fuerza prevaleció además por la naturaleza antagónica de las políticas exteriores respecto del tema territorial, por los niveles extremadamente bajos de interrelación de ambas sociedades y economías, por la cultura chauvinista alimentada desde los Estados y por un contexto internacional cuya seguridad no se veía afectada por los incidentes, sin efectos de carácter regional o global.