Análisis

Volga, Volga... huelga, huelga: Nueva realidad sindical en la URSS

Los densos muros que ha ido derribando la «perestroika» en la URSS, han dejado entrever en los últimos meses el surgimiento de conflictos laborales cada vez más frecuentes allí. Los mismos que con anterioridad fueron, además de acallados, reprimidos con gran violencia. La ideología oficial, que no admite la posibilidad de conflicto entre los obreros y el Estado, que en este caso es su empleador, aparece como responsable de una regimentación del trabajo y una anulación de los sindicatos, que ha existido en la URSS antes, durante y después de Stalin. Las formas tradicionales de protesta desarrolladas por los trabajadores soviéticos contra los directivos de las fábricas y oficinas: la baja productividad y el ausentismo, están siendo reemplazadas por huelgas abiertas y el surgimiento de incipientes «sindicatos libres». Estos constituyen un nuevo desafío a la política de apertura de Gorbachov y - a la vez - son portadores de una fértil semilla de cambios trascendentales en la sociedad soviética.

Volga, Volga... huelga, huelga: Nueva realidad sindical en la URSS