Análisis de coyuntura

Urugüay: La gota que puede colmar el vaso

El diálogo entre los militares en el poder y los representantes de los partidos políticos autorizados en Uruguay ha estado signado desde su origen por dificultades cuya solución ha parecido siempre hipotética. La propia distancia entre las posiciones de ambas partes y la ya peculiar característica de un gobierno que tiene todos los frentes abiertos y que ha sufrido derrotas aplastantes, sin por eso querer abandonar posiciones, ha constituido un obstáculo permanente. La oposición ha ido ganando paulatino terreno en medio de una crisis económica generalizada y de una represión oficial que ha intentado acallar las múltiples voces de protesta que se han ido levantando. En diez años de gobierno militar, la deuda externa se multiplicó por siete pasando de 771 millones de dólares a la cifra de 5.205 millones; el salario real cayó a la mitad, la desocupación supera el 15 por ciento y el aumento del costo de la vida llegó a más de un veinte por ciento en un solo mes.

Urugüay: La gota que puede colmar el vaso