Movimientos-Partidos-Sindicatos

Unión Cívica Radical (Argentina)

Los radicales exiliados - agrupados en la OIERA - somos opositores sin concesiones a la dictadura militar y a todos los intereses nacionales y multinacionales que ella representa. Seguimos la línea de Leandro N. Alem e Hipólito Yrigoyen, es decir la ortodoxia radical. Nuestros próceres consagraron sus vidas a combatir lo que Yrigoyen llamó con razón "el régimen falaz y descreído" y fueron intransigentes ante él. "Que se rompa pero que no se doble", dijo Alem en su testamento político. Ellos concibieron un partido que fuera intérprete de las mayorías populares. Sus desvelos tuvieron siempre un fundamento ético. En el gobierno fueron antimperialistas, reformadores, constitucionalistas y, por ende, defensores de las libertades irrestrictas y de la dignidad del hombre. El radicalismo nunca gobernó con estado de sitio. Todos estos principios guían nuestra lucha actual: intransigencia, vocación mayoritaria, política-moral, antimperialismo, cambio social, imperio de la Constitución, lucha contra la opresión, por las libertades, por el ejercicio de la democracia plena y de los derechos del hombre. Es por eso que para definir con claridad nuestra posición interna el único "ismo" que aceptamos como calificación es el de "yrigoyenismo".

Unión Cívica Radical (Argentina)