Tema central

Partidos políticos, partidos taxi y partidos fantasma (I parte)

Propios y extraños tienen de Bolivia la imagen de un país excesivamente politizado, conflictivo e inestable. No son pocos los que atribuyen la desunión de los bolivianos, el atraso de la nación y otros males a la intensa y prolongada actividad partidista y sectaria, oficialista u opositora, que demanda tiempo, esfuerzos y recursos materiales en desmedro de otras actividades productivas y de servicios. Es por ello que se toma como punto de partida aquella imagen y sugiere tres preguntas centrales: ¿Cuántos alianzas, frentes y sectores se han organizado entre el mes de abril de 1958 y el mes de abril de 1983? ¿ Qué divisiones y subdivisiones se han producido en los partidos políticos? ¿Qué pactos y alianzas se han dado entre las agrupaciones políticas? La existencia documentada de 323 partidos políticos en el período investigado demuestra el problema del divisionismo, sectarismo y personalismos de los partidos para mencionar sólo algunas de las causas aparentes - que dicho sea de paso - no son un monopolio boliviano. Esta documentación es al mismo tiempo un material para el estudio de la historia boliviana reciente. El trabajo es la versión condensada de una serie de artículos que publicó el diario boliviano "Presencia". NUEVA SOCIEDAD ofrece ese estudio por razones de espacio en dos entregas. La segunda y última parte la publicaremos en nuestro número 75.

Partidos políticos, partidos taxi y partidos fantasma (I parte)