Coyuntura

Panamá: la democracia prometida

En la madrugada del 20 de diciembre de 1990, no es el tronar de la metralla y de las bombas lo que domina el desolado panorama de lo que quedó del barrio del Chorrillo. Un viento fresco hace titilar cientos de velas que iluminan pequeños altares y cruces. Los sobrevivientes salieron de los tugurios, hangares y miniapartamentos donde ahora viven y llenaron de luz el recuerdo de los horrores de la invasión. En el templo de Fátima - una de las pocas edificaciones todavía en pie - se celebró un rito ecuménico y después miles de personas realizaron una procesión del silencio.

Panamá: la democracia prometida