Política-Economía-Cultura

Los sin patria. Destierro y Migración en Centroamérica

Los recientes movimientos de población en Centroamérica poseen características nuevas en relación a los refugiados tradicionales a los cuales América Latina nos tiene acostumbrados; ellos son masivos, importantes en su dimensión rural, y representan una proporción notable de indios (de Guatemala y Nicaragua). Un elemento nuevo: "los desplazamientos internos", cada vez más y más numerosos (sobre todo en El Salvador y Guatemala). Solamente El Salvador tiene un tercio de su población total desplazada (tanto en el interior como en el exterior del país). Estas oleadas de poblaciones, dada su creciente importancia, no ocurren sin crear repercusiones en las relaciones con los Estados de origen y los Estados receptores: el problema de los refugiados compromete las relaciones internacionales ya que él implica un movimiento migratorio de un país a otro. Dado su carácter masivo, ellos constituyen cada vez más un elemento de presión y de negociación, en un sentido u otro, entre los gobiernos. Si el factor "refugiados" ocupa un lugar común nada desdeñable en esta región y en las relaciones entre los Estados, las preocupaciones frente a su realidad oscilan entre la seguridad nacional y el problema humanitario. Desgraciadamente si este último aspecto se invoca siempre a nivel del discurso, en la práctica permanece subordinado a la primera.

Los sin patria. Destierro y Migración en Centroamérica