Libros

La Selva Muere

Irma María Oliveira Ediciones de la Banda Oriental, Montevideo, 1987, 212 pp. Se suma éste a los documentos y estudios, cada día más frecuentes, destinados a denunciar el desastre ecológico sistematizado y general. La transformación que hace el hombre de la naturaleza para obtener bienes destinados a satisfacer sus necesidades se ha ido convirtiendo en una constante depredación del medio, es decir, del planeta. Las consecuencias tienden a aparecer como absolutamente irreversibles. Ya no se trata de hacer un recuento de los sucesivos desastres ecológicos, como Bophal, Seveso, Chernobyl o la catástrofe del Rhin. La humanidad debe enfrentar problemas que, hasta ahora, no se le habían planteado en todo su transcurrir histórico: el agotamiento de sus recursos naturales, la contaminación global y, como consecuencia, la posibilidad de aniquilamiento de toda forma superior de vida. El azote antiecológico ha venido a crear, a estas alturas, un sentimiento de gran inseguridad y de angustia, especialmente en poblaciones y comunidades directamente afectadas; pero esto no ha bastado para vencer la ceguera y asumir plenamente el compromiso conservacionista que debería involucrar a la mayoría de las mujeres y de los hombres que integran la humanidad.

La Selva Muere