Documentos

La discusión ideológica en Yugoslavia

La filosofía yugoslava se encuentra, desde hace más de dos décadas, en una situación extraordinaria y, al parecer, paradojal. Hay pocos países en el mundo en los que predomine, entre los filósofos, tan clara e incuestionablemente la orientación marxista que, según todos los documentos escritos y declaraciones verbales de los dirigentes responsables, es al mismo tiempo la ideología oficial. Hay sólo pocas sociedades en las que tantos filósofos participaran activamente en la revolución y se identificaran, duradera y profundamente, con sus objetivos. Con todo, tampoco hay ningún país en el mundo en el que el nivel del pensamiento filosófico fuera elevado a la categoría de uno de los problemas nacionales más importantes y en el que se hagan esfuerzos sociales tan enormes para constreñir el pensamiento filosófico, hacerlo frustrar y silenciarlo en sus manifestaciones. Esta obsesión y, simultáneamente, aversión por la filosofía no están condicionadas exclusivamente ni por las propiedades específicas de una escuela filosófica determinada, ni por cierta situación actual. A pesar de todos los cambios, nunca faltaron ataques contra la filosofía. Nunca se suspendieron estos ataques.

La discusión ideológica en Yugoslavia