Tema central

La crisis asiática y los cambios globales

La crisis del Sudeste asiático deriva de la presión de capitales en busca de nuevas áreas rentables en el mapa de la periferia financiera global. La crisis fue alimentada en lo interno por la sobrecapacidad industrial y la sobreinversión, que se traducirían en deudas impagables. Fue así en los casos de países atrasados como Tailandia, Malasia e Indonesia. En el de Japón, la crisis es el resultado del cuello de botella representado por la riqueza financiera y la ausencia de una correspondiente hegemonía a nivel mundial. Sin una salida internacional de reciclamiento, la economía japonesa seguirá sufriendo del virus financiero indigesto. Para Corea del Sur la crisis se deriva de la enorme presión a la que han estado sometidos sus conglomerados industriales en los mercados mundiales. En estos dos últimos casos, y en general en toda Asía, podemos decir que la crisis actual es también una crisis que pondrá en tensión el modelo de capitalismo basado en la dirección estatal, con políticas industriales y proteccionismo estratégico.

La crisis asiática y los cambios globales