Documentos

Hacia un nuevo orden económico y social / Carta de la CIOSL. 2a. Parte

III. ESTRATEGIAS DE LAS NECESIDADES FUNDAMENTALES Y POLITICAS DEL EMPLEO La Conferencia Mundial del Empleo de la OIT de 1976 se pronunció en favor de planes y políticas de desarrollo nacional que "incluyesen explícitamente como objetivo prioritario la promoción del empleo y la satisfacción de las necesidades fundamentales de la población de todos los países". La Conferencia pidió, igualmente a los estados miembros que facilitasen a la OIT una evaluación cualitativa de las necesidades fundamentales de los grupos con más bajos ingresos de su población, basándose de preferencia en las conclusiones de una comisión tripartita establecida con ese objeto, junto con una descripción de las políticas, existentes y en preparación, para aplicar la estrategia de las necesidades fundamentales. Se está recopilando la información pertinente y se utilizará en un informe que será sometido a la Conferencia Internacional del Trabajo en junio de 1979. Se está llevando a cabo igualmente investigación sobre las necesidades fundamentales en otros organismos de las NU, particularmente el Banco Mundial, y los sindicatos esperan que se les asocie estrechamente a esa labor. La CIOSL estima que las políticas de desarrollo deberían en realidad encaminarse a la creación de empleos, a una distribución equitativa de los ingresos y la riqueza y a la satisfacción de las necesidades fundamentales para todos: alimentación, abrigo, vestido, servicios esenciales, empleos remunerados adecuadamente y derechos sindicales. Dar satisfacción a las necesidades fundamentales constituye un objetivo de validez universal: un objetivo dinámico, que exige una estrategia dinámica, debería ser inherente a todas las políticas de desarrollo. Es bien conocido que la fórmula de "dejar hacer" en el desarrollo, mediante beneficios y competencia, ha creado desigualdades crecientes e inaceptables. La nueva estrategia de las necesidades fundamentales exige de los gobiernos y las autoridades locales que sigan políticas activas de desarrollo con la intervención plena de las organizaciones populares.

Hacia un nuevo orden económico y social / Carta de la CIOSL. 2a. Parte