Artículo

El movimiento pacifista alemán

La gran manifestación en pro de la paz realizada en Bonn el 10 de octubre de 1981, que movilizó a 300 mil personas, originó miles de comentarios, análisis e informes en todas partes que giran en torno a la misma pregunta: ¿Cómo fue posible que naciera un movimiento, justamente al comienzo de la década del 80, en Europa occidental y justamente en Alemania, que se dispone a enredar o incluso cortar, sin respeto ni reverencia a los expertos en estrategia, todos los hilos que parecían sujetar, hasta hoy en día, la seguridad de Occidente?. No extraña que las primeras respuestas hayan sido muy simplistas: \'un éxito de la propaganda comunista\' - el presidente de los Estados Unidos aún no pasa de este nivel de entendimiento -; \'un descontrolado hervor de angustia elemental\' - esta parece ser la interpretación del canciller federal; \'un renacimiento del viejo nacionalismo alemán\' - así lo interpreta una parte de la prensa francesa -. Todas estas interpretaciones son indicios de la misma irreflexión emocional que tales observadores aplican frecuentemente al movimiento pacifista. Distan tanto de la realidad de nuestros días como ellos distan del movimiento pacifista.

El movimiento pacifista alemán