Análisis

Democracia urbana. De la tradición a lo crucial

Hacer de la «democracia urbana» un tema de movilización política y, a forciori, de reflexión teórica, puede entrañar una doble provocación. Desde un punto de vista histórico, la expresión puede ser concebida como un pleonasmo, ya que el asiento mismo del demos es la polis, la organización política democrática originaria que nació en el corazón de la ciudad griega. Por el contrario, desde el punto de vista de los sociólogos y de los actores sociales de hoy, el calificativo «urbano» nos remitirá, ante todo, a «jungla», «desorganización», «marginación», «delincuencia», en una palabra, a «violencia»,a una realidad opuesta a una vida democrática digna de ese nombre

Democracia urbana. De la tradición a lo crucial