Movimientos-Partidos-Sindicatos

Confederación Socialista Argentina

LA TAREA DE LA HORA. Hace 84 años, un grupo de obreros, intelectuales y militantes gremiales, fundaron el Partido Socialista. Desde aquel 28 de junio de 1896, los socialistas argentinos estuvieron presentes en todas las batallas por la democracia y la justicia social, creando las bases para construir una nueva sociedad. Las primeras huelgas obreras finiseculares, los 1o. de Mayo sangrientos de 1909 y 1910; el Grito de Alcorta, la Semana Trágica, la Reforma Universitaria, la lucha antioligárquica en los años de la "década infame"; la huelga general de enero de 1935; la construcción de la C.G.T., única y poderosa; la ley 11.729; la organización de las comisiones obreras de fábrica y la ley 14.250 de convenciones colectivas de trabajo; el Mayo cordobés. Han sido años de avances y retrocesos, de luchas y de esperanzas. El socialismo llegó al interior del país y se fundió inquebrantablemente con las tradiciones nacionales y populares. Avellaneda, Bahía Blanca, Mar del Plata, Godoy Cruz, conocieron comunas socialistas. Lejanas provincias, como el Chaco, Tucumán y Santiago del Estero, pudieron apreciar el esfuerzo de ese puñado de esforzados luchadores sociales, en la búsqueda de un camino propio para la construcción de una vía socialista para la Argentina. Y fue en la tierra heroica de quebrachales y obrajes explotados, las "tierras blancas" santiagueñas, que recorrieron en el siglo pasado los centauros federales de Juan Felipe Ibarra y dieron vida al apóstol de la unidad nacional, José Benjamín Gorostiaga, que se produjo en 1961 la unidad indestructible de clase trabajadora y social: Añatuya, donde en elección comunal, se señaló el camino a recorrer en esta última mitad del siglo: las masas populares guiadas por el socialismo para la construcción de una nueva sociedad.

Confederación Socialista Argentina