Artículo

Ciencia, tecnología y capitalismo dependiente

Desde hace unos veinte años una ola de demagogia sobre la revolución científica y técnica y la disponibilidad de sus beneficios para vencer al subdesarrollo recorre a los países menos desarrollados. Se crean organismos encargados de promover la investigación científica en países cuyo desarrollo político, cultural e intelectual parece a primera vista poco favorable para la causa de la ciencia y la cultura, como Irán, Libia, Arabia Saudita o Indonesia. Se escriben voluminosos informes, los funcionarios viajan y movilizan cancillerías y organismos internacionales e impresionan a los incautos. Como lo dice Ruy Pérez Tamayo, el poder ha descubierto la potencialidad del acoplamiento ciencia-tecnología-desarrollo y su uso demagógico.

Ciencia, tecnología y capitalismo dependiente