Posiciones

Chile. Acuerdo Nacional para la Transición a la Plena Democracia

Como "un hecho histórico, tal vez uno de los de mayor dignificación durante estos doce años" fue calificado el reciente "acuerdo nacional para la transición a una democracia plena", suscrito el 25 de agosto pasado por once partidos políticos, de los más variados orígenes e ideologías, que atendieron al llamado del Cardenal Juan Francisco Fresno, quien había tomado la iniciativa de invitar a los representantes de la oposición para instarlos a llegar a un acuerdo mínimo. Firmaron el documento los siguientes partidos: Partido Demócrata Cristiano, Partido Socialista (Briones), Partido Socialista (Mandujano), Izquierda Cristiana, Partido Radical, Partido Social Demócrata, Unión Socialista Popular, Partido Nacional, Derecha Republicana y la Unión Nacional. Posteriormente firmaron y adhirieron públicamente el MAPU (Movimiento de Ación Popular Unitario), el Comando Nacional de Trabajadores y la Unión Democrática de Trabajadora, las Federaciones de Estudiantes de las Universidades de Chile y Católica de Santiago, varios Colegios Profesionales, los organismos empresariales y un sinnúmero de organizaciones culturales, gremiales y poblacionales. Sólo quedaron fuera de este amplio acuerdo, al menos por ahora, por la izquierda el MDP (Movimiento Democrático Popular, integrado por el Partido Comunista, el MIR y el Partido Socialista (Almeyda); y por la derecha oficialista, la UDI y Avanzada Nacional. Sin embargo, el PC en una carta dirigida al Cardenal Fresno expresa que aunque no suscribió el documento por "considerar que adolece de notorias deficiencias, está dispuesto a impulsar las medidas inmediatas contenidas en el acuerdo". Por su parte, el Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), la principal organización armada que lucha en Chile contra la tiranía, en un comunicado público expresó que: "No obstante nuestras diferencias y escepticismo acerca de los resultados de esta gestión, declaramos que estaríamos dispuestos a adherir al acuerdo, esto significa un paso hacia el término del régimen de Pinochet y conduce al reencuentro con una democracia que resuelva rápidamente las necesidades más urgentes de nuestros compatriotas". De otro lado, el PS (Almeyda) declaró que "valora positivamente la iniciativa asumida por el Cardenal y el compromiso contraído por un conjunto de fuerzas políticas de impulsar con decisión el tránsito a la democracia".

Chile. Acuerdo Nacional para la Transición a la Plena Democracia